Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 14 de junio, 2019

Ernesto Tironi: Pensiones: Legitimidad y lagunas

Economista Ernesto Tironi

Una propuesta a incluir en una reforma previsional es la de fijar por ley las tasas de comisión y de administración de fondos. De manera se genera una tasa de utilidad de mercado máxima, tal como la establecida para las tarifas de servicios públicos como agua potable y distribución de electricidad.

Ernesto Tironi Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En mi última columna propuse dos medidas para lograr una buena reforma del sistema de pensiones actual. Consistían en establecer un límite a las utilidades de las administradoras de fondos (las AFP) con vistas a lograr una mayor aceptación ciudadana de las mismas junto con un mayor beneficio para los pensionados, y, además, comenzar con el aumento de la edad de jubilar ahora, aunque fuera en tramos muy cortos y por grupos pequeños de los afiliados con menor edad o períodos de cotización. Recibí valiosos comentarios que quiero agradecer y me animan a completar y explicar mejor mis propuestas. Otros me llevan a proponer una tercera medida, que espero que sea también considerada.

Comenzando por lo del límite a las utilidades, se me consultó porqué no reemplazar eso por algo más eficiente técnicamente, como podría ser un impuesto específico a las AFP. Mi respuesta es que no busco “eficiencia” en primer lugar. Busco el máximo de “legitimidad social” para el sistema. No planteo desechar la eficiencia técnica, pero creo que es más importante el efecto legitimidad. Además, “presumo” que el que las personas sepan “que la AFP no está ganando un montón de plata con mis fondos mientras mis pensiones son tan bajas” puede elevar considerablemente la legitimidad ciudadana de ellas. Además, podría ayudar a subir las cotizaciones. Ciertamente, no estoy seguro de esto. Pero podría incluirse en alguna encuesta de Cadem o Criteria una pregunta como: “¿Consideraría usted más legítimas a las AFP si ellas no obtuvieran utilidades excesivas por la administración de sus fondos?”. Podría acompañarse además por una pregunta previa para precisar el efecto comparativo de la medida, como: “¿Considera usted legítimo que las AFP sigan administrando como hasta ahora los fondos de pensiones?”.

Otra objeción que se me planteó es que la medida de poner tope a las utilidades  puede ser inconstitucional. Estoy consciente de eso, en cuyo caso esta propuesta requeriría una reforma a la Constitución. Cierto, habría que reunir más votos en el parlamento, pero si el problema es tan grave como el que nos ocupa y las alternativas son tanto peores, demos la batalla por sumar voluntades para la reforma requerida.

Las tasas de comisión y de administración de fondos se podrían fijar por ley de manera de generar una tasa de utilidad de mercado máxima, tal como la establecida para las tarifas de servicios públicos como agua potable y distribución de electricidad.

Pero existe además otra opción que tendría un efecto semejante a lo que propongo. Se trata de declarar al sector previsional de AFP como una industria oligopólica y que, por lo tanto, pase a tener un mecanismo de fijación de precios por las comisiones que cobra. En consecuencia, conforme a la legislación vigente en Chile hoy, las tasas de comisión y de administración de fondos se pasarían a fijar por ley de manera de generar una tasa de utilidad de mercado máxima, tal como la establecida para las tarifas de servicios públicos como agua potable y distribución de electricidad. Habría que estudiar más a fondo si la actual normativa de fijación de precios para monopolios u oligopolios permitiría usar el mecanismo actual para dejar a las AFP ganando sólo una rentabilidad máxima. Pero si no fuera así, hay motivos de sentido común para fundamentar un cambio de las leyes para considerar a las AFP como oligopolio. No en el sentido que el futuro  pensionado tenga una sola AFP para depositar sus fondos, pero sí en el sentido que el trabajador cotiza obligado por ley (como si fuera un impuesto) y que una vez comenzado a cotizar en cierta AFP, es muy difícil que dicho trabajador se traslade a otra (excepto en condiciones muy excepcionales). Y los plazos de que estamos hablando son muy largos (no menos de 35 años en la mayoría de los casos). Por último, aunque el número de AFP en el mercado chileno no es muy bajo, aparentemente las barreras de entrada son altas para que se incorporen nuevos actores demostrando así que tiene algunos rasgos oligopólicos.

También recibí  la observación de no haber incluido una medida para reducir las llamadas “lagunas previsionales”, que son otra causa de las bajas pensiones de mucha gente. Dichas lagunas se refieren a los meses en que por diversas causas un afiliado no cotiza. Entonces, naturalmente, el fondo acumulado a su edad de jubilación es menor y su pensión también. Los principales motivos de no cotización suelen ser los períodos de cesantía y la pactación (o condición pedida y aceptada por el empleador o trabajador) de no cotizarle en una AFP junto con pagarle su sueldo o servicio. Es un caso frecuente en muchas pequeñas empresas o trabajos informales. Finalmente está el caso del empresario que elude ilegalmente esta obligación sin que el trabajador lo sepa.

Para las lagunas previsionales propongo instaurar un “Sistema de Premios para Cotizantes al día”, semejantes al que se usó por varias décadas en Chile para establecer la costumbre de exigir “boletas” en el comercio para que se pagara el “Impuesto de compraventa” (al principio) y el IVA desde 1975. Seguramente todos chilenos mayores de 55 años conoció el “Sorteo Nacional de Boletas de Compraventas y Servicios”. Era un sorteo altamente publicitado y efectivo. En mi caso, de niño recuerdo haber llegado a entregarle las boletas a mi mamá y mirar después en el diario si habría salido ganadora. Esta idea no es mía, si no que recuerdo haberla leído en una Carta al Director de un diario, enviada por mi hermano Pablo. Creo que es una idea con muchos beneficios que me propongo analizar en una próxima columna.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más