Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 26 febrero, 2021

Ernesto Tironi: La hora de los padres

Economista Ernesto Tironi

El retorno a las clases presenciales en la incertidumbre de la pandemia trae, entre sus tantos dolores, el dilema de los padres de decidir si envían o no a sus hijos al colegio la próxima semana. Está bien, hasta cierto punto, el debate público observado estos días y las posiciones de gobierno, sindicato de profesores, ministerio y otros. Pero no desaprovechemos la oportunidad de algunas otras reflexiones por parte de las demás personas involucradas en los procesos educativos.

Ernesto Tironi Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El retorno a las clases presenciales en la incertidumbre de la pandemia trae, entre sus tantos dolores, el dilema de los padres de decidir si envían o no a sus hijos al colegio la próxima semana. Está bien sólo hasta cierto punto el debate público observado estos días y las posiciones de Gobierno, sindicato de profesores, ministerio y otros. Pero no desaprovechemos la oportunidad de algunas otras reflexiones, tal vez más valiosas y relevantes, por parte de las demás personas involucradas en los procesos educativos.

Quisiera sugerir que esta es una ocasión, tal vez irrepetible, de conversar sobre la educación de nuestros niños y niñas. Por parte de los apoderados, por de pronto, más allá de si los profesores se pusieron la vacuna, de lo que diga el ministerio o de si el colegio de mi hija está preparado, preguntarse por ejemplo, ¿vale la pena que siga enviando a mi hija al colegio, si ha podido estudiar bastante bien en casa? Sobre todo en el caso de padres con hijos en educación media, esta es una gran oportunidad de conversar con los hijos sobre su educación y cómo está avanzando. De preguntarles también a ellos: ¿quieres volver al colegio?  ¿Por qué motivo? ¿Qué echas más de menos al no ir?

Y todo esto por la oportunidad de que la pandemia nos ha roto también esta rutina: que el niño o niña cumplió 5 o 6 años, y automáticamente lo enviamos al colegio porque “hay que hacerlo”.  Y las circunstancias se han dado para que se dé la sorprendente opción de que cada padre, madre o ambos decidan libremente si enviar o no a sus hijos a clases presenciales. ¿Para qué lo envío entonces?  ¿Qué más le aporta a ellos estar allí presentes?  Porque no cabe ninguna duda que probablemente se crearán muchas escuelas a distancia, por Zoom, a muy bajo precio o gratuitas y la enseñanza que impartan puede ser superior a la muchas escuelas existentes en la actualidad…

Porque de la libertad nace la responsabilidad. Entonces, si el hijo quiere ir al colegio por encontrarse con los amigos, más vale la pena preguntarle con qué amigos quiere encontrarse tanto. Y si es por aprender ciertas materias que le atraen, es la oportunidad de saberlo, ayudarle y obtener que haga las tareas.

De parte de los establecimientos escolares, también es un desafío y oportunidad de hacerse nuevas preguntas. Más allá de las que se estarán haciendo hoy acerca de cuántos apoderados enviarán a sus hijos, o cómo hacer si llegan demasiados o muy pocos, es la ocasión de indagar ¿por qué motivo los estarán enviando principalmente?  Porque los apoderados estarán también observando con particular atención si el colegio de su hija está supervisando el cumplimiento de las condiciones sanitarias, tiene todos los implementos, controla que el mínimo de estudiantes no se salten las normas, etc. Hay desafíos muy grandes por delante para los colegios en las próximas semanas; para sus directivos, profesores, asistentes y profesionales de apoyo como psicólogas y otros.

Sin embargo, así como los profesores nos sorprendieron con una inmensa entrega, abnegación y capacidad de aprender nuevas habilidades con rapidez el año que pasó, esta vez nos pueden sorprender las escuelas, colegios y liceos mismos como organizaciones, como equipos de profesionales. ¿Por qué no esperarlo? Para lograrlo creo que cuentan con un gran activo como es la buena voluntad y el reconocimiento que se han ganado profesores y escuelas con los apoderados. En una de las encuestas a sus apoderados de un colegio subvencionado de Puente Alto, ante la consulta de qué nota le pone al grado de preparación del establecimiento para el trabajo de dar clases vía internet, 53% respondió que un 6 o 7, mientras que sólo 14% respondió que menos de cuatro.

Es una ocasión propicia entonces para renovar relaciones de cooperación en los establecimientos educativos para realizar su difícil labor: de profesores con apoderados y también del colegio entero, tanto con sus estudiantes, como con su personal y sus apoderados. Puede ser un momento para revalorar lo que tenemos, renovar confianzas e innovar procesos, con buena voluntad.

Una ocasión para mejorar muchas prácticas no basadas en modelos de académicos, ideólogos y teóricos de la educación, tanto del extranjero como locales, sino basado en la experiencia directa que han tenido los actores claves del proceso educativo con motivo de la pandemia. La que han tenido los mismos docentes con hijos escolares trabajando desde la casa, la experiencia de los apoderados viendo cómo sus hijos aprenden y se portan en el día,  y de los directivos reorganizando procesos en sus establecimientos. Puede ser que también los directivos del sistema educacional – en Ministerio, oficinas regionales y provinciales – descubran modos nuevos y mejores de cumplir su rol.

Nada de esto está dado ni será automático. Requiere construirse. Se hace conversando con otros, lo cual requiere consciencia de eso, la disposición emocional adecuada, una escucha profunda y un hablar cordial para que sea efectivo. Ya sabemos que habrán opositores a eso, interesados en acarrear agua para sus otros molinos aunque sin reconocerlo. Hay que perseverar.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO