Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 04 de junio, 2015

El llamado del Banco Central al gobierno

Economista Manuel Bengolea
El llamado del BC es a que el gobierno deje de lado los intentos refundacionales, vuelva a poner al crecimiento en el centro de la discusión de las reformas y que se reconstruyan las confianzas.
Manuel Bengolea Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Banco Central publicó el Informe de Política Monetaria (IPOM), que además de traer los consabidos ajustes a la baja en las proyecciones de crecimiento y las explicaciones de por qué la economía está cómo está, le trajo además un sinsabor, adicional a los muchos que ya ha tenido, al gobierno y a ciertos políticos de la Nueva Mayoría.

¿Cuál es la novedad de este IPOM respecto de los anteriores? La primera y más importante es reconocer que la caída en la inversión, gatillada por la crisis de confianza entre empresarios y consumidores, que partió como consecuencia del fin del ciclo de las materias primas a principios del 2013, pero que se profundiza a partir del segundo semestre de 2014, se explicaría por “shock autónomos” que no tienen relación con las condiciones de la macroeconomía. No hay que ser un genio ni un avezado economista para darse cuenta de que estos shock autónomos hacen referencia a la crisis de expectativas que han generado tanto el contenido de las reformas como la forma de aplicarlas.

Lo segundo es el reconocimiento tácito de que la política fiscal y la monetaria no pueden aportar más de lo que ya lo han hecho, lo cual quiere decir que por más que el Central baje las tasas, y/o que el Fisco siga gastando generosamente, el impacto de aquello en el crecimiento económico sería marginal. Es más, dentro del mismo informe, el Central deja meridianamente claro que su objetivo de inflación puede ponerse en riesgo por una política fiscal expansiva, a la vez que le hace un guiño a Hacienda al sostener, en sus reflexiones sobre el IPOM al Comité de Hacienda del Senado, que está bien que el ministro haya acotado la expansión del gasto para el 2016.

Por último, llama mucho la atención el llamado que efectúa el Central, tanto en el IPOM como en sus reflexiones al Senado, que para retomar la senda de crecimiento es imprescindible procurar un ambiente que permita la recuperación de la inversión, ganar eficiencia en la asignación de recursos y aumentar la productividad. A renglón seguido, y cito textual lo que menciona el Banco Central: “Que un elemento clave en esta tarea es que hogares y empresas recuperen la confianza en que el ambiente económico será el adecuado para el desarrollo de sus proyectos.  Lamentablemente, y en contra de nuestros pronósticos, ello está tomando más tiempo que el esperado”.

En conclusión, el llamado del Banco Central es a que el gobierno deje de lado los intentos refundacionales de algunos en la Nueva Mayoría, vuelva a poner el tema del crecimiento económico en el centro de la discusión de las reformas y que de una vez por todas se reconstruyan las confianzas, tanto de empresarios como de consumidores, para que la inversión, que ha caído por seis trimestres consecutivos (la mayor de los últimos 30 años), vuelva a la senda de crecimiento.

La gran interrogante que muchos nos hacemos es cómo hará  la Presidenta Bachelet para arbitrar la pluralidad cognitiva de los integrantes de la Nueva Mayoría, donde cohabitan desde los refundacionales con resaca ideológica, dueños de la retroexcavadora y manípulos de la calle, hasta los conservadores y pragmáticos que quieren retomar la política de los acuerdos de la Concertación, responsable de los 20 años más exitosos de la historia económica chilena. Creo que el llamado del Central es, en definitiva, a que la Presidenta de Chile se manifieste claramente sobre cuál es el camino que elegirá.

 

Manuel Bongolea, Economista Octogone.

 

 

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más