Disparos al aire, un auto incendiado, cortes de ruta y lienzos aludiéndola directamente recibieron a la ministra del Interior Izkia Siches esta semana, cuando iniciaba su recorrido por la Macrozona Sur.

A pesar de ir acompañada por Marcelo Catrillanca, perteneciente a una de las familias más representativas de la comunidad de Temucuicui, no hubo caso. Tuvo que dar mediavuelta y arrancar.

Y es que la ministra solo venía con la intención de dialogar con las comunidades mapuches.

Finalmente el café se lo terminó tomando en la comisaría con los Carabineros…. Y con ellos sí que habría dialogado, ya que luego de un acuerdo informó que Carabineros de Chile no será refundado en este gobierno.

En el palacio de La Moneda la situación generó mucha preocupación. El presidente Boric inmediatamente condenó el ataque y lo calificó como un montaje… Pero ahí estaba Irina para recordarle que ahora él era parte de éste.

En tanto, los primeros en solidarizar con la ministra fueron nada más ni nada menos que el Colegio de Profesores, quienes sacrificando a sus alumnos decidieron adelantar el cierre del año escolar en forma de protesta por los incidentes ocurridos en la Macrozona Sur.

¡Esa sí que es solidaridad!

La situación también generó revuelo a nivel internacional. Gabriel Boric recibió el llamado del presidente de Ucrania, quien le pidió ayuda para sobrellevar el conflicto en la zona.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta