La ausencia de la primera dama en los últimos actos del Gobierno generó inquietud en redes sociales. Hasta rumores sobre un supuesto quiebre entre la pareja presidencial circulaban por ahí.

Sin embargo, la mañana de este lunes -justo después de conocerse encuestas que reflejan una baja en la aprobación al Presidente- Gabriel Boric llegó tomado de la mano de Irina Karamanos a La Moneda, y, dándose ambos un beso en la entrada, recibieron los honores de la Guardia Presidencial.

Como siempre, Twitter no perdona. Por lo que fueron muchos los que notaron cierta descoordinación en la performance.

Al parecer, algo de pasión le habría faltado a nuestro presidente…

Entusiasmo similar al que se vio en el reality «Amor ciego» (2008) entre la protagonista y algunos de los participantes…

Deja un comentario

Cancelar la respuesta