“Por encargo de Importadora Apruebexporta, llega para ustedes lo que no puede faltar en la cartera de la dama ni la billetera del caballero: la nueva constitución. Es plurinacional, paritaria, ecológica, compostable y altamente estatista. Solo por hoy, a cambio de su voto, se lleva también un baloncito a precio justo, 120 dólares, le condonamo’ el CAE, un instructivo de cómo lograr que el poder incomode a la prensa y su copia autografiada por el presi, por puro cariño, no intervencionismo.”

Sabíamos que esto sería así, porque el rostro del apruebo es uno solo, pero probablemente nos quedamos cortos. Si cerramos los ojitos y el multiverso nos permite imaginar qué pasaría si todo sucediera igual, pero en lugar de Boric et al. se tratara de Piñera et al., iríamos por el muy espontáneo estashido #87668, la enésima acusación constitucional, Contralorito twitteando 24/7 y los matinales con los ojos en blanco todos los días. ¡Maldita desigualdad!

Lo que funciona no se cambia, por eso veremos el libreto de la segunda vuelta, pero con más generosidad. ¿Ven por qué son fanáticos del Estado? Serán los más democráticos, empáticos, generosos y moderados. El presidente saldrá en hartos actos de Carabineros y capaz escuchemos cosas como “no nos temblará la mano…” Bueno, salvo si se trata de amenazas al Estado, ahí les temblará harto más que la mano. Saldrán también a ofrecer productos y servicios a “precio justo”, que parece no era tan sinónimo de “precio de mercado” después de todo. 

El viejo y confiable ad hominem, a lo que se mueva. Cualquier crítica o interpretación válida de un texto contradictorio y que deja deliberadamente muchos espacios por rellenar (adivine por quiénes y con qué espíritu) será tildada de feisnius (sic) o desinformación, porque “ni dici isi”… O todo será “campaña del terror”… lo cual no deja de ser interesante, porque, ¿no fue el miedo al caos la base de la campaña del primer Apruebo? ¿No fue acaso el miedo que promovieron hacia Kast el pilar de la segunda vuelta? Seguirán las amenazas de distinta intensidad y forma, disfrazadas de esperanza. 

Hay una inspiración aquí, un espíritu que es refundacional, en la CC y en este gobierno, y se deja ver en aquellos que, sintiéndose ganadores, se van de lengua: si gana el Apruebo no van a modificar una coma. No importa si lo promete el Presidente, Irina o el mismísimo Brownie. A diferencia del Rechazo que obliga a abrir posibilidades, Aprobar es aprobarlo todo porque aquello que a una persona razonable le gustaría eliminar y corregir del nuevo texto, para ellos es el alma de su engendrito y no se toca. Lo blindaron para que fuera inmodificable. Fue pensado, además, para que de aquí en adelante cada institución, cámara y camarilla sea una copia feliz de la CC, ad eternum. Y les cuento que con el nuevo texto, reclamos y pataletas tardías no serán atendidos hasta nuevo aviso. 

Esta pitonisa piensa que jugamos con desventaja, es cierto, pero eso no debe paralizarnos. Esta es la madre de todas las batallas, lo dijo el PC, y créale, porque si han logrado que la gente hoy le tenga más miedo al gluten y la lactosa que a las ideas de esta izquierda radical, pueden lograr mucho más. Entonces, si usted piensa que esta nueva constitución es mala para Chile, dígalo y diga porqué e invite a leerla y discutirla. Vaya a votar y ofrezca ayuda. Esta es una prueba de fondo, no de velocidad y ganará el que logre mantenerse avanzando con calma. Por eso, Keep Calm & Rechazo.

*Ver todas las columnas de K Sandra.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta