Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 08 de diciembre, 2015

El club de Piñera, Bachelet y Lagos que puede decidir una elección

Periodista y Licenciada en Historia UC Rosario Moreno
En la última elección presidencial de 2013, los mayores de 60 años fueron el 30% de los chilenos que votaron. Ergo, ellos tienen el poder de inclinar la balanza. Mucho más que los jóvenes que levantan pesas y que dicen no estar ni ahí.
Rosario Moreno Periodista y Licenciada en Historia UC
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Michelle Bachelet, Sebastián Piñera y Ricardo Lagos, ¿qué tienen en común? la discusión podría ser eterna. Pero hay un punto objetivo que no se puede discutir: los tres son adultos mayores, es decir, tienen más de 60 años. De esta forma, son parte de los 2,8 millones de chilenos (20% de la población) que componen este grupo etario.

Ahora, sin duda, ellos tres han tenido una historia protagonista en nuestra nación y, en conjunto con otras autoridades, han podido crear políticas públicas en beneficio de Chile. Políticas públicas que han dejado bastante de lado la protección y el resguardo del grupo etario al que pertenecen.

Algunos ejemplos.

Si bien comenzado este siglo se creó el Servicio del Adulto Mayor (Senama), el presupuesto que este organismo tuvo para 2015 fue de $27 mil millones (muy por debajo, por ejemplo, que el Fosis con $75 mil millones o la Conadi, con $119 mil millones). Tomando esta cifra, se destinaron, a través de esta vía, en promedio, $10 mil pesos por adulto mayor al año. ¿Alcanza, realmente, para lograr un cambio? Me imagino que la Presidenta y los ex mandatarios tendrán clara la respuesta. Pero hay una buena noticia, para 2016 se aumentó el presupuesto del Senama en 4,5%. Toda una diferencia.

Asimismo, el 15 de junio pasado, en la Organización de Estados Americanos (OEA), Chile, Argentina, Brasil, Costa Rica, Panamá y Uruguay suscribieron la Convención Americana sobre Protección de los Derechos Humanos de los Adultos Mayores.

La Convención tiene como premisa básica el reconocimiento de que la persona mayor tiene los mismos Derechos Humanos y libertades fundamentales que otras personas. Pero para que esta Convención entre en vigor en Chile, se requiere de su aprobación en el Congreso. ¿Usted cree que el documento ha entrado al Parlamento? Por supuesto que no. ¿Usted cree que la Comisión especializada en Familia y Adulto Mayor de la Cámara de Diputados ha realizado actividades públicas para promover y acelerar este trámite? De nuevo, la respuesta es no.

Si bien la creación de la Senama es un avance y existen organizaciones privadas y empresas que hacen esfuerzos por incluir a este segmento en la sociedad, el tema de fondo es que las autoridades y los políticos no han dimensionado el poder que tiene este grupo. Sí, porque una persona mayor de 60, al igual que un vigoroso joven de 20 años, cuenta con el mismo derecho a voto. Y ¿quiere saber más? En la última elección presidencial de 2013, los mayores de 60 años fueron el 30% de los chilenos que votaron. Ergo, ellos tienen el poder de dar vuelta una elección o inclinar la balanza. Mucho más que los jóvenes que levantan pesas y que dicen no estar “ni ahí“.

Otras cifras para comenzar a tomar respecto de este grupo etario: según datos del INE, hoy hay 73 adultos mayores por cada 100 menores de 18 años, y el 2020 se espera que ese número aumente a 88 por cada 100 menores. Es decir, cada año, hay 100 mil adultos mayores más en nuestro país (políticos, saquen sus calculadoras).

Y si los candidatos aún están dudando si comenzar a visitar hogares o incluir a mayores en sus comandos o actividades públicas por considerarlos ultraconservadores, lea bien: según la encuesta “Vivir hasta los 100” de Gfk Adimark de septiembre de este año, se indica que el 24% de los adultos mayores salió a marchar en 2014; el 18% ha consumido marihuana durante el último año y el 60% está de acuerdo con la píldora del día después, entre otros.

Con esta realidad, se sugiere que para la próxima elección municipal de 2016, los candidatos, en vez de gastar tantas horas hombre en recolectar dineros, aprendan a conversar con la gente que tiene más experiencia, cambien los eslóganes, organicen marchas junto a ellos, los reciban en el Congreso y aceleren la aprobación de la convención suscrita por Chile ante la OEA. Con lo anterior, no solo realizarán acción social, sino que estarán haciendo una estupenda inversión.

Y usted, ¿se ha hecho la pregunta? ¿Cuántos años le faltan para llegar a los 60? Tenga claro que pasada la barrera su gran arma va a ser su voto.

 

Rosario Moreno C., periodista y licenciada en Historia UC.

 

FOTO: PABLO VERA/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: