Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 02 de febrero, 2017

El avión, el avión…

Ver por semanas imágenes en televisión de fuego en bosques, casas y poblados es la muestra más clara del fracaso de un Gobierno que no está a la altura de lo que nuestro país requiere.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El avión, el avión…

Así gritaba ese personaje de la serie de televisión La Isla de la Fantasía (me delato en la edad), que con alegría veía que llegaba un avión con pasajeros a un fin de semana de curiosas historias que los llevaban al pasado o futuro. Pero hoy en el sur de nuestro país gritan “El avión, el avión” para agradecer el aporte de una aeronave contratada por una chilena casada con norteamericano para combatir los brutales incendios que estamos viendo.

Dantesco, por decir lo menos, ha sido el desarrollo de los incendios desde la zona centro al sur de Chile. Es de una impotencia brutal todo lo que hemos visto, desolación, pena y mucho sufrimiento. EL 27F fue un golpe fuerte, pero que duró algo más de tres minutos. ¡Esto lleva semanas!

Creo que se ha dicho de todo sobre la irresponsabilidad del director de la Conaf al rechazar y despreciar la ayuda del Supertanker, lo que sumado a la actitud del canciller Heraldo Muñoz, quien no dudó un segundo en recibir el apoyo y tomarse una foto con la tripulación del avión ruso (con la mitad de capacidad que el Supertanker), transforman las decisiones de Gobierno en un verdadero fiasco y en la indolencia máxima.

La sociedad civil ha sido tremendamente diligente para ir en ayuda de los damnificados, con campañas como Chile Ayuda a Chile, otras del Hogar de Cristo, otras de Levantemos Chile y tantas organizaciones que no dudaron un segundo en apoyar con mitigaciones para enfrentar este verdadero desastre (no natural) nacional.

Por su parte el Gobierno, otra vez, llega tarde como lo hizo en el 27F y deja una estela de dolor y sufrimiento de miles de familias chilenas. El evento de Conaf y Supertanker es del mismo nivel de irresponsabilidad que sucedió cuando no se advirtió a tiempo el tsunami para el terremoto de 2010. Ver por semanas imágenes en televisión de fuego en bosques, casas y poblados enteros desaparecer bajo la inclemencia de las llamas, creo que es la muestra más clara del fracaso de un Gobierno que no está a la altura de lo que nuestro país requiere. ¿Dónde están los personeros oficialistas haciendo ver sus críticas a lo que hace el Gobierno? ¿Dónde están los candidatos oficialistas –Guillier y Lagos- haciendo propuestas para salir de esta crisis social? ¿Será que nadie quiere pagar los costos de un Gobierno fracasado? ¿Será que nadie se atreve a “prestarle ropa” a las malas decisiones del Gobierno? Oportunismo político, se llama eso.

No es casualidad que en una de las últimas encuestas la Presidenta Bachelet marque de nuevo máximos históricos de rechazo y mínimos de aprobación. Vemos cómo el Gobierno no está dispuesto a mover un ápice sus prioridades y asigna millonarios recursos a TVN, pero no es capaz de ver que la prioridad hoy son los efectos de uno de los incendios más devastadores de que tengamos memoria.

 

William Díaz, economista

 

 

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más