Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 25 de junio, 2015

Día Nacional de los Pueblos Indígenas

Tanto el Estado como los privados deben hacer esfuerzos para diseñar en conjunto con las comunidades los proyectos que los afecten.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El día nacional de los Pueblos Indígenas, que se celebró ayer, se instauró como una señal positiva del reconocimiento y valoración de los nueve pueblos indígenas que habitan en nuestro país.

Por eso mismo, y porque somos testigos día a día de una serie de aspectos urgentes en los que debemos avanzar, esta nueva celebración nos recuerda lo indispensable que es establecer cuanto antes una auténtica política indígena de Estado, más allá de los gobiernos de turno, que sea elaborada con participación de los pueblos indígenas, y que tenga como fin resguardar los derechos de los pueblos indígenas, sus culturas y tradiciones junto con involucrar e incluir a toda la sociedad no indígena.

Avanzar de forma seria y decidida en la incorporación de espacios de participación política de los pueblos originarios, así como también impulsar la recuperación y enseñanza de sus lenguas, son algunos de los aspectos que deben considerarse. Tan importante como lo anterior es seguir impulsando una nueva institucionalidad en que el Estado le asigne la importancia que merece a su relación con los pueblos indígenas. Esto debe ir acompañado de herramientas que permitan fortalecer a las organizaciones indígenas, entregándoles espacios de autonomía financiera, como es el caso de la administración del Parque Nacional de Isla de Pascua, que en los próximos años pasará a ser administrado por el propio Pueblo Rapa Nui. Son iniciativas como éstas las que permitirán avanzar hacia establecer una relación moderna y mutuamente enriquecedora con los Pueblos Indígenas.

Finalmente, se requiere una preocupación especial respecto a la implementación del Convenio 169 y en particular de la consulta indígena, la cual no puede ser vista como un mero trámite por parte del Estado, sino que como una forma de diálogo y entendimiento permanente con las instituciones representativas de los Pueblos Indígenas. Junto con lo anterior, tanto el Estado como los privados deben hacer esfuerzos para diseñar en conjunto con las comunidades los proyectos que los afecten, haciéndolos partícipes desde las etapas tempranas y estableciendo mecanismos de cooperación que garanticen una influencia efectiva de los pueblos indígenas y que éstos sean beneficiados por el desarrollo de dichos proyectos.

Andrés Cortés, ex encargado de consulta y participación indígena del gobierno.

Sebastián Donoso, ex asesor de asuntos indígenas del gobierno.

Matías Abogabir, ex asesor de asuntos indígenas del gobierno.

 

 

FOTO:AGENCIAUNO.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más