Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 20 de agosto, 2015

Cruel opinión del mercado sobre reformas chilenas

Economista Manuel Bengolea
Los inversionistas financieros globales, con su preferencia por los mercados accionarios de Perú y Australia, en detrimento del chileno, han resuelto que el periplo refundacional del gobierno de Bachelet no les gusta.
Manuel Bengolea Economista

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La desaceleración de China y el plan de reformas del gobierno de la Presidenta Bachelet son las dos causas indiscutidas de la desaceleración. Sin embargo, aún persisten dudas de cuánto se explica por lo primero y cuánto por lo segundo. ¿Por qué es importante saberlo? Porque si la mayoría de la desaceleración es por China, es poco y nada lo que se puede hacer, mientras que si es por las reformas, entonces las posibilidades de revertir la situación son altas.

Los ejercicios económicos, de los diferentes actores de la realidad chilena, casi siempre tienen el sesgo del interés de quien lo hace, y pierden validez, al menos, cuando se comparan con aquellos que son independientes. El inversionista financiero es por definición independiente, pues su único objetivo es obtener una rentabilidad, y no está para el largo plazo. En este sentido, comparar la rentabilidad a lo largo de los años de los índices bursátiles en dólares de diferentes mercados (MSCI), y de los exportadores de materias primas a China, para aislar el efecto de este país, nos daría una buena visión de cuánto está perdiendo Chile como consecuencia del plan de reformas del gobierno.

Perú, un competidor directo de Chile, más Australia, son a nuestro entender los países que están sujetos a los vaivenes chinos, con lo cual de existir diferencias en sus retornos bursátiles, se explicarían por los problemas internos. He dejado fuera a Brasil, pues es tal el nivel de “despelote” que su inclusión contamina el análisis y distorsiona cualquier conclusión posterior.

En los gráficos a continuación se aprecia la rentabilidad relativa entre los índices bursátiles de Chile y Perú, y de Chile y Australia. Esto es, a medida que ambas líneas aumentan, implica que los inversionistas globales han favorecido más a Chile que el país respectivo.

G1

En el caso de Perú llama la atención que desde 2005 en adelante la percepción de los inversionistas con dicho país es mejor a la chilena. Otra conclusión curiosa es que los inversionistas no le asignaron un premio a la conducción económica del ex Presidente Piñera. Por último, desde fines del 2013, el rendimiento bursátil peruano fue mejor, o menos malo, que el chileno, y como los dos países son sino dependientes, es muy probable que la explicación sea porque Chile se embarcó en el plan de reformas, que Perú se ha abstenido de efectuar.

En el caso australiano, muchos sostendrán que compararlos es erróneo porque éste es un país desarrollado y Chile no lo es. Muy cierto y así lo corrobora el gráfico, pues en el período de los “relajos cuantitativos” (2009 – 2013), los inversionistas arrancaban de países desarrollados para refugiarse en emergentes, esto es que apostaron más por Chile que por Australia. Pero cuando comienza la estampida de los emergentes la situación se revierte, lo cual es esperable.

G2

Lo decidor del gráfico de rendimientos relativos entre Chile y Australia, es que entre 2005, inicio del boom chino, y mediados del 2008, en los albores de la crisis subprime, los inversionistas apostaron más por Chile. Desde inicios del 2014, una vez despejado el tema de la estampida de mercados emergentes, uno esperaría que los inversionistas se re-encantaran con Chile, pero lejos de aquellos, continuaron castigándolo, lo que coincide con la llegada de la Nueva Mayoría al gobierno.

En conclusión, los inversionistas financieros globales, con su preferencia por los mercados accionarios de Perú y Australia, en detrimento del chileno, han resuelto que el periplo refundacional del gobierno de Bachelet no les gusta. Por otra parte, el que la rentabilidad relativa con ambos mercados (Perú y Australia) esté en un bajo histórico, reconfirma el veredicto anterior. El mercado es cruel, pero nunca miente.

 

Manuel Bengolea, economista Octogone.

 

 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: