Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 28 de octubre, 2018

Cristóbal Gigoux: Pensiones: poner el foco en el verdadero problema

Gerente Ejecutivo Centro de Estudios Horizontal Cristóbal Gigoux
Si no mejoramos el problema del mercado laboral y su base contributiva, las pensiones seguirán siendo bajas, independientemente del sistema que hablemos, ya sea de capitalización individual o de reparto.
Cristóbal Gigoux Gerente Ejecutivo Centro de Estudios Horizontal
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El anuncio de la próxima reforma al sistema de pensiones es inminente. El diagnóstico, indpendiente de sus causas, es que el sistema actual de pensiones ha sido incapaz de permitir que las personas de la tercera edad tengan una vejez digna y acorde a su situación financiera anterior a ser pensionado. Esto queda en evidencia al observar las tasas de reemplazo, las cuales son del 36% para las mujeres y 40% para los hombres, además de que la pensión promedio de vejez ronda los 238 mil pesos, inferior al salario mínimo. Todo ello, sin siquera considerar a las personas que no ahorraron nada durante su vida laboral, por lo que al momento de jubilar tienen una pensión muy baja o nula, que debe ser financiada a través del pilar solidario.

 

Parece que como sociedad tenemos una gran cuenta por pagar a los actuales jubilados, deuda que seguirá creciendo si no reformamos el sistema. Las pensiones bajas en nuestro país son el reflejo de un mercado laboral precario, donde el grueso de la población no aporta para la seguridad social, haciendo que la base de cotizantes sea muy pequeña. Del total de la población en edad de trabajar, el 40% se encuentra inactivo, y del total de activos, un 28,5% se encuentra en el sector informal y, por lo tanto, no tienen acceso a la seguridad social.

 

De esta forma, si bien lo más visible es la estuctura del sistema, si no mejoramos el problema del mercado laboral y su base contributiva, las pensiones seguirán siendo bajas, independientemente del sistema que hablemos, ya sea de capitalización individual o de reparto. Los sistemas de pensiones son sólo instrumentos y no el objetivo último.

 

En este sentido, se debiese dejar de postergar la obligación de los trabajadores independientes a cotizar. Hoy en día, los trabajadores independientes representan el 20% de la fuerza laboral, por lo que la obligación a cotizar a este grupo implicaría un aumento de 31% en la base de cotizantes.

 

Si como sociedad no somos capaces de mejorar la base de cotizantes, de facto entramos a un sistema con un fuerte componente de reparto, dado que el Estado, a través de impuestos generales que vienen fundamentalmente de la población activa, debe financiar a los actuales pensionados; y como todo sistema de reparto, esto plantea un problema de sostenibilidad de largo plazo.

 

FOTO: RAUL LORCA/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más