Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 14 de mayo, 2020

Cristóbal Aguilera: La política de la pequeñez

Abogado, académico Facultad de Derecho U. Finis Terrae Cristóbal Aguilera

Como cualquiera puede advertirlo, nuestra capacidad para perder el tiempo es sinceramente notable. También es notable nuestra incapacidad para priorizar. La política del bien común ha cedido casi por completo a la política de la pequeñez.

Cristóbal Aguilera Abogado, académico Facultad de Derecho U. Finis Terrae
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Twitter explotó porque un diputado, ex militante de un partido fundado por otro diputado, nos reveló que este último nos ha engañado durante mucho tiempo. Aquello de lo que vociferaba, no es cierto. Para el común entender de los mortales (y también para la RAE), donar es algo distinto de lo que él hace. Mal: mentir y engañar es algo éticamente reprochable. De hecho, puede que haya sido correcto encararlo públicamente: tal vez se da cuenta de que nadie está libre de pecado (¡ni siquiera él!), y así deja caer las piedras que de cuando en cuando arroja a quienes, a su juicio, no están a la altura, a su altura. La moralina, en efecto, es enemiga de la buena política.

Pero luego de Twitter, vinieron los noticieros, los matinales, los puntos de prensa, los agotadores análisis periodísticos, el sinfín de cartas al director. Ninguno de los muchos analistas que participan activamente del debate público dejó de opinar al respecto. Un tuit, la denuncia de una mentira, mentira venial, se transformó en una polémica nacional. De pronto, lo más importante era saber con exactitud si Jackson, en todas las entrevistas que ha dado en su vida, cuando decía que donaba, inmediatamente aclaraba que, en rigor, no donaba. En fin. Este ha sido el tema dominante del debate democrático chileno durante los últimos días.

Como cualquiera puede advertirlo, nuestra capacidad para perder el tiempo es sinceramente notable. También es notable nuestra incapacidad para priorizar. La política del bien común ha cedido casi por completo a la política de la pequeñez. El debate político comienza y termina todos los días, sin ninguna visión a largo plazo. Todo indica que nuestros políticos están únicamente centrados en la inmediatez, en el aquí y ahora. Pareciera que el objetivo fundamental, en este contexto, es lograr salir indemne del ataque del adversario y hacer la mayor cantidad de zancadillas posibles al que se encuentra en la vereda del frente. El día a día lo consume todo. Lo que se busca, en definitiva, es hacer daño y evitar que a uno se lo inflijan.

Por esto, da la impresión de que jamás se avanza hacia ningún lado. Que los discursos son solo palabras, palabras que, como diría un poeta, no son más que «un poco de aire movido por los labios». Así, el Congreso Nacional, es decir, aquel lugar en donde se deberían discutir asuntos más o menos relevantes y atingentes a la sociedad, se ha convertido en un verdadero bucle: el libreto es siempre el mismo, y se repite de manera incesante con casi los mismos personajes una y otra vez. Alguien debería romper el círculo vicioso. A la vez que necesitamos políticos que actúen con la verdad, necesitamos políticos que estén a la altura de los desafíos, de los tiempos, de sus cargos. Basta sacar la cabeza por la ventana para darse cuenta de que hay problemas más profundos que aquellas mezquinas polémicas que nos tienen amarrados de manos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete