Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 4 junio, 2021

Cristóbal Aguilera: ¿Indignados?

Abogado, académico Facultad de Derecho U. Finis Terrae Cristóbal Aguilera

Quizá sea tiempo de reconocer que no existe una derecha conservadora –o como quiera llamársele– en nuestro país. Renunciaron, por razones electorales, de poder, de comodidad, quizá por falta de convicción, a defender sus principios frente un Gobierno del cual todavía son socios porque, la verdad, tampoco están realmente indignados.

Cristóbal Aguilera Abogado, académico Facultad de Derecho U. Finis Terrae
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

No son creíbles las reacciones de ciertos parlamentarios del oficialismo (la mayoría) que ahora se indignan frente a la decisión del Presidente de impulsar el proyecto de matrimonio homosexual.

Argumentan que este episodio consistió en algo así como la gota que rebalsó el vaso. Frente a ello, es inevitable formular algunas preguntas. ¿Acaso no se enteraron de que el Presidente promulgó el proyecto de identidad de género que incluso contempla a los niños? ¿No han reparado en el modo en que el Gobierno ha maltratado la libertad religiosa durante la crisis sanitaria? ¿No les inquieta que el mismo Gobierno que se declaró abiertamente contrario al aborto durante la campaña no haya hecho absolutamente nada (y no lo hará) por apoyar a las mujeres con embarazos vulnerables? Hay varios otros ejemplos.

La derecha que ahora se muestra indignada es la misma que le ha aguantado todo al Presidente, absolutamente todo. Su indignación es, por decir lo menos, cínica. Tal vez existió –como ahora– uno que otro tuit, pero nada más que eso, es decir, nada relevante. Solo guiños al electorado, pero guiños menores, de modo que no signifiquen problemas con el Gobierno. Hay en todo esto una desvergüenza que es sinceramente difícil de entender. Cuesta, en efecto, captar las razones que justifican la insólita capacidad de los parlamentarios conservadores de Chile Vamos de dejarse humillar una y otra vez. Las excepciones se cuentan con los dedos de una sola mano.

Por el contrario, los hechos confirman una complicidad activa y pasiva con la agenda de género, con el proyecto de garantías de la niñez, en fin, con la mayoría de las iniciativas progresistas de este Gobierno que han sido promovidas por ministros que se suponían –también– conservadores. Quizá sea tiempo de reconocer que no existe una derecha conservadora –o como quiera llamársele– en nuestro país. Renunciaron, por razones electorales, de poder, de comodidad, quizá por falta de convicción, a defender sus principios frente un Gobierno del cual todavía son socios porque, la verdad, tampoco están realmente indignados.

¿Qué es lo que viene? Posiblemente, los mismos indignados terminarán apoyando al candidato de la UDI (qué decir de la UDI…) que en estas materias es tan progresista como el Presidente, si no más. Candidato que, entre otras cosas, se ha declarado abiertamente a favor de la adopción de parejas del mismo sexo. Lavín, el único candidato verdaderamente competitivo que hoy tiene la derecha, lo único que puede ofrecer en estas materias es continuar la senda del desfonde moral del sector.

La derecha conservadora, que alguna vez existió, se obnubiló de tal modo ante el crecimiento económico, que al poco andar adquirió la convicción de que al país le puede ir bien a pesar de que exista el aborto en la medida en que la inversión aumente. Una derecha que jamás comprendió que los desafíos políticos en torno a los principios morales fundamentales no solo consisten en defenderlos, sino, sobre todo, en promoverlos en las diversas áreas de la vida social. La falta de mirada integral, la obsesión por el crecimiento económico, la adhesión sin tapujos al liberalismo, todo ello allanó el camino a la desintegración de la derecha conservadora. El 2014, el presidente de la UDI de ese entonces (ministro actual) decía que el matrimonio homosexual “no es un tema de principios”. ¿Por qué ahora se indignan? La verdad, pocas razones tienen para hacerlo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO