Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 29 septiembre, 2020

Cristián Garay: Multilateralismo, no multi o unipolarismo

Historiador, académico del Instituto de Estudios Avanzados, USACH Cristián Garay
Cristián Garay Historiador, académico del Instituto de Estudios Avanzados, USACH
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Presidente Sebastián Piñera tiene toda la razón al decir que “sólo las soluciones colaborativas y multilaterales nos permitirán superar esta crisis y salir de ella con nuevas fuerzas” y que el sistema internacional requiere que las grandes potencias bajen el tono de sus disputas para que se puedan tomar determinaciones globales. Porque por mucha confianza que se coloque en organizaciones internacionales como la ONU, la OMS o similares, la arquitectura de seguridad mundial depende del ordenamiento que hagan las grandes potencias. Es que en materia internacional el tamaño sí importa, y el peso económico, militar, ideológico, cultural y político tiene consecuencias respecto de coordinaciones que los actores menores quieren, y cuya ejecución parece chocar con los intereses contrapuestos de los ordenadores del sistema internacional que llamamos normalmente potencias.

Las potencias son estados que tienen atributos de poder tales que sobresalen del colectivo, porque construyen áreas de influencia y también normas de convivencias. Pero, como decía Raymond Aron, una gran potencia es aquella que escribe las reglas para los demás, pero no para sí misma. Bajo este aserto, el sistema de cooperación internacional es lo que grandes potencias -Estados Unidos, China Popular y Rusia- permiten al no chocar directamente con sus intereses. De todas maneras, hay múltiples aspectos en que hay cierta gobernanza que trasciende las potencias: el ámbito de las comunicaciones, el deporte, el crimen organizado o los grandes negocios trasnacionales. ¿Pero cómo resolver la disyuntiva frente a la pandemia si los organismos internacionales han sido poco eficientes o militantes respecto de los intereses que colisionan con las de grandes potencias en el seno del Consejo de Seguridad?

Para países como Chile, de tamaño reducido y poca relevancia, conviene situarse de modo equidistante y flexible, ya que tanto el país como la región necesitan maximizar sus recursos y posibilidades, allí donde un escenario en conflicto obliga a tomar partido por fuerzas externas a los intereses propios y de la región. Parafraseando a Emmanuel Macron el 22 de septiembre, el sistema internacional es más que la disputa de China Popular y Estados Unidos por la hegemonía global. El espejismo de la lucha del poder ha llevado a algunos a centrarse en la definición del multipolarismo o del unipolarismo, que sigue dejando en las grandes potencias las definiciones de los problemas, en vez de mirar al multilateralismo, que privilegia la búsqueda de acuerdos en el mayor número de Estados y enfoques posibles.

Dado que la inestabilidad global está acentuada además por la inexistencia de una vacuna, es una buena noticia la participación de Chile en la Iniciativa Covax de la OMS, la Unión Europea, la Fundación Bill y Melinda Gates, y ProSur para la adquisición hasta de 32,5 millones de dosis en los desarrollos de los laboratorios Pfizer y AstraZeneca/Universidad de Oxford. Esta debe verse en su dimensión política y de coordinación, ya que, pese a las discrepancias políticas de cada Estado hispanoamericano, son deseables negociaciones a gran escala que puedan facilitar la adquisición de una o más vacunas para los grupos de riesgo y finalmente para la población en general. Un éxito ha sido el acuerdo de ProSur del 27 de agosto pasado de apoyar la propuesta chilena de e un Instrumento Global de Preparación y Respuesta Multidimensional a las Pandemias. La región también ha optado por tres centros de producción y distribución: Argentina y México de un lado, y Brasil por otro para otras vacunas. Mientras esa solución avanza (y es bueno), aparece como lección para las malas conductas de los organismos internacionales exigir -como dijo el Presidente de Ecuador- una reforma del sistema de la ONU, una “mayor rendición de cuentas” y “eficiencia” de las instancias donde se ejerce el multilateralismo a nivel global (23 de septiembre de 2020).

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO