Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 17 julio, 2021

Cristián Garay: Cuba, la crisis, el relato y el sistema internacional

Historiador, académico del Instituto de Estudios Avanzados, USACH Cristián Garay

Si bien hay factores externos, los que gatillan esta rebelión son los elementos internos como el prestigio del liderazgo (Díaz-Canel no es Castro), el hambre y las muertes por Covid 19.

 

Cristián Garay Historiador, académico del Instituto de Estudios Avanzados, USACH
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Cuba, a través de 60 años de Revolución, ejemplifica el uso de un poderoso relato que sirve de cortina a los problemas internos. La Habana ha sido la Meca del Internacionalismo revolucionario, y en tal condición ha proveído de asistencia ideológica, médica y de inteligencia a varios gobiernos del mundo, como los de Nicaragua, Venezuela o Bolivia, y de coordinación a los esfuerzos de actores y movimientos sociales para mantener viva la versión del comunismo programático.

En el sistema internacional, Cuba se ha convertido en el ejemplo de Estado parásito, que para sostener una revolución requiere del exterior para sobrevivir; en la Guerra Fría cambió soldados por divisas y petróleo. Tenía entonces uno de los ejércitos más grandes de ese momento. Sangre cubana se derramó en la guerra civil de Etiopía y la guerra de Ogaden (1977-1988), en Angola (1975-1991) por oposición a Sudáfrica, en Argelia (1963) y en apoyo de Siria (1973-1974) en la Guerra del Yom Kipur. Sin el paraguas de la Guerra Fría, y la retirada económica y política rusa, La Habana apostó por inversiones (especialmente españolas) y remesas desde Estados Unidos y Europa Occidental. Pero, ni el turismo ni la remolacha ni los habanos fueron suficientes, y Cuba esperó que la cuerda que le iban a vender los capitalistas para su ahorcamiento llegaran por inversiones en el turismo que quedaron paradas porque la expropiación nunca pagó los bienes incautados a los estadounidenses. Diversas medidas se vieron poco efectivas de sostener en un escenario en que la isla también sufría crisis internas y que en 1980 descomprimió favoreciendo la emigración de los descontentos a Miami.

Las sonrisas volvieron en el marco del ascenso de Chávez y su donación de petróleo, que una vez que no fue posible ha vuelto a centrar las esperanzas en sus aliados de hoy, China, Rusia o Irán. Durante los años buenos del boom de los commodities, Cuba exportó equipos médicos que configuraron parte importante de sus ingresos, toda vez que las condiciones de trabajo estaban ligados a compromisos con el Estado cubano; algo que en su momento se cortó con el fin de los gobiernos boliviarianos, dando lugar a imágenes muy graficas de su salida desde Bolivia, Ecuador o Brasil.

El prestigio internacional de Cuba, aunque bajo, se cimentó además de esta postura ideológica con su promoción de la salud como un activo de la revolución. En los 90 en adelante fue corriente aludir a avances de la medicina local. Una película animada, Vampiros en La Habana (1985), graficaba esta idea con una cura universal para el sol, fabricada bajo el sol tropical de Cuba, que un grupo de vampiros capitalistas quería robar para mantener su poder y lucrar. Pero las sonrisas que sacaba la película, se han ido desvaneciendo en el tiempo largo. En 2020 Cuba tenía para once millones de habitantes 95.000 médicos, y 28.000 estaban en el extranjero de un total de 400.000 en 59 países a lo largo de estos años. Las misiones medicas se convirtieron en una fuente de ingresos para el régimen, que en condiciones de coacción imponía sus instructivos y se reservaba parte de sus ingresos en lo que Human Righ Watch llegó a calificar de esclavitud médica en un reportaje de la Deustche Welle (28.07.2020). Para que se tenga una idea, solo en Brasil la misión médica reportó ingresos por 1.300 millones de dólares por medio del programa Mais Medicos. Senadores republicanos estimaban ingresos por 7.000 millones de dólares al año.

Pero a pesar de la cobertura médica, la población cubana se mantiene fija en un estado de desarrollo de pobreza aceptada y bien distribuida. Todo fue eficiente hasta que llegó la segunda ola del Covid 19.

Es un misterio porqué Cuba no protegió a su población con una compra de Spunitk V como otros países, sino que esperó a desarrollar sus propias vacunas como la Abdalá y la Soberano 1. Producto de su mensaje, Turín (Italia) contrató médicos cubanos para combatir el Covid 19, aunque en julio fueron despedidos con un almuerzo y vítores, mientras algunos los tildaron simplemente de charlatanes. En junio empezó a aplicar las vacunas sin el ciclo completo de estudios clínicos, y de inmediato la empezó a vender a Venezuela, y ahora Argentina espera comprarla en agosto, para cuando Cuba esté vacunada al 70%. Pero, está claro que el ritmo de vacunación al interior de la isla ha sido problemático (y al parecer no tan efectivo), y pareciera que al gobierno cubano más le importa el prestigio internacional que su propia población.

Ahora bien, la crisis actual proviene de varios aspectos, algunos de más largo plazo como es la crisis económica (turismo y remesas se han detenido, una por la pandemia y la otra por las últimas medidas de Trump), y sobre todo por la crisis del liderazgo comunista, que no es lo mismo sin los Castro. Coyunturalmente les afectó que la flexibilización de Obama fue restringida en razón que los ingresos al sector turístico eran controlados por el Ejército y Trump los vinculó, con razón o sin ella, al soporte del gobierno de Venezuela mediante la isla. Tampoco ha podido replicar la receta de la migración, como hizo Maduro, y finalmente hay un contrarrelato que no existía desde el interior, y Gente de Zona canta:

Bombo y platillo a los quinientos de la Habana
Mientras en casa en las cazuelas ya no tienen jama
¿Qué celebramos si la gente anda deprisa?
Cambiando al Che Guevara y a Martí por la divisa

Todo ha cambiado, ya no es lo mismo
Entre tú y yo hay un abismo
Publicidad de un paraíso en Varadero
Mientras las madres lloran por sus hijos que se fueron.

Son los nietos de la revolución cuestionando a los nietos de los líderes. Patria y Vida, la canción de una nueva narrativa que pide volver a contar la historia:

Somos artistas, somos sensibilidad
La historia verdadera, no la mal contada
Somos la dignidad de un pueblo entero pisoteada
A punta de pistola y de palabras que aún son nada.

Es el índice de una nueva forma de ver la sociedad cubana de manera crítica. Ya no basta disciplina, aunque seguramente se impondrá de modo enérgico como lo hacen otros Estados totalitarios. Queda en claro que si bien hay factores externos, los que gatillan esta rebelión son los elementos internos como el prestigio del liderazgo (Díaz-Canel no es Castro), el hambre y las muertes por Covid 19.

Por cierto, los aliados insisten en el metarrelato del bloqueo, o como dice ahora Evo Morales de la conspiración contra una vacuna barata del tercer mundo, pero al pueblo de carne y hueso que conoce a sus vigilantes de toda la vida, esto ya no es suficiente para controlar sus vidas.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO