Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 09 de octubre, 2018

Cristián Araya: Adultos mayores, la gran deuda

Coordinador de AdultosMejores.cl
, Concejal de Vitacura Cristián Araya
Una medida urgente es la ampliación de la exención de pago de contribuciones, porque muchos jubilados arriesgan perder sus hogares frente a una carga tributaria que no son capaces de llevar.
Cristián Araya Coordinador de AdultosMejores.cl
, Concejal de Vitacura
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Chile lidera el proceso de envejecimiento latinoamericano, lo que se aprecia de forma evidente en los cambios en la distribución de los grupos etarios, en un proceso acelerado de inversión de la pirámide poblacional. En el Censo realizado el año 2017 podemos constatar una disminución importante de las personas menores de 14 años, reduciéndose de un 25,7% (Censo 2002) al 20,1% (Censo 2017). Al contrario, se puede constatar un incremento sostenido de las personas mayores de 64 años, la cual subió de un 12,2% registrado en 2002 a un 16,6% de la población en 2017.

 

Generar las condiciones que les aseguren una buena calidad de vida es una responsabilidad que recae en las nuevas generaciones, quienes estamos llamados a saber retribuir a quienes nos antecedieron e hicieron grande a nuestro país. Lamentablemente suele entenderse la vejez como una etapa de ocaso vital, muy distinto a la comprensión que en otros tiempos y culturas se daba para quienes con mayor experiencia se entendía debían contribuir con su sabiduría y prudencia al porvenir de la comunidad, la cual les reconocía y valoraba consecuentemente.

 

Durante los últimos meses mucho se habló de integración urbana y social. Alcaldes y parlamentarios salieron a levantar banderas y hacer grandes anuncios, copando los matinales y periódicos; sin embargo, nada se dijo de la exclusión –funcional y social- que sufre un grupo creciente de nuestra población: los adultos mayores. A pesar que las cifras dejan de forma manifiesta la importancia de una política de Estado que se haga cargo del nuevo escenario demográfico, en el que temáticas como el sistema previsional, los planes y programas de salud, la accesibilidad universal, el transporte y la vivienda debiesen tornarse la agenda pública, vemos que las prioridades de la elite política no se condicen.

 

La primera campaña que hemos lanzado busca promover un proyecto de ley que amplíe la exención de pago de contribuciones.

 

Si hacemos el ejercicio de caminar con atención por Santiago nos daremos cuenta que tenemos  que sortear cientos de baches, desniveles y hoyos que abundan en las calles y veredas de la capital, un problema que siendo jóvenes podemos enfrentar sin mayores problemas, pero que, con el paso de los años, se vuelve cada vez más complejo y riesgoso; subirse al Transantiago entre empujones y gritos, intentando mantenerse firmes en asientos que parecen haber sido construidos para deslizar a los pasajeros, cuando la fuerza de tus brazos se ve disminuida o bajar las interminables escaleras del metro, intentando entrar o salir de los vagones atestados de gente, cuando las piernas ya no responden con agilidad, son situaciones que convierten la cotidianidad de la vida en ciudad en una prueba de obstáculos interminables que limita la autonomía e independencia de nuestros adultos mayores. Esta situación se ve agravada si consideramos las exiguas jubilaciones que reciben, el alza explosiva del costo de vida, el aumento en las atenciones de salud, la compra de medicamentos, entre otros gastos, todo ello mantiene entre las cuerdas a cientos de miles de adultos mayores, para lo cual es urgente implementar un paquete de medidas que salgan en su auxilio y permitan dar un respiro a la realidad sufriente. Una de esas medidas urgentes es la ampliación de la exención de pago de contribuciones porque muchos jubilados arriesgan perder sus hogares frente a una carga tributaria que no son capaces de llevar.

 

Durante el primer gobierno del Presidente Piñera se promulgó la ley 20.732, que rebaja el pago para aquellos adultos mayores cuyos ingresos no superen el tramo exento de pago del impuesto global complementario, estableciendo como tope de pago el 5% de sus ingresos anuales; como requisito adicional se estableció que su propiedad no tenga un avalúo superior a los 75 millones o que la suma de sus bienes raíces no supere los 100 millones (estas cifras han sido reajustadas). Esta normativa significó un alivio para muchos adultos mayores, sin embargo, el reavalúo de este año significó que en promedio aumentaran sobre un 44%  las contribuciones, excluyendo con ello a muchos adultos mayores sujetos al beneficio de la ley 20.732 e incrementando este gravamen para una población que no cuenta con los recursos necesarios y la capacidad económica para hacerle frente, obligándoles a dejar sus barrios y casas frente a un Estado que amenaza rematarles “el sueño de la casa propia”.

 

Preocupados de esta realidad hemos levantado una iniciativa que pretende sensibilizar y movilizar a la ciudadanía y a las autoridades sobre la realidad de nuestros adultos mayores. La primera campaña que hemos lanzado busca promover un proyecto de ley que amplíe la exención de pago de contribuciones, para lo cual llevamos miles de firmas recolectadas en el portal www.adultosmejores.cl, congregando apoyos de distintos sectores de la sociedad.

 

Que como sociedad hagamos grandes esfuerzos para mejorar las condiciones de nuestros adultos mayores es un acto de justicia no de caridad.  ¡Ellos no marchan y necesitan de nosotros, los jóvenes, para que levantemos la voz por ellos!

 

FOTO:FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más