Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 03 de diciembre, 2016

Crisis del Sename: 35 medidas

Proponemos abordar 28 problemas desde una perspectiva sistémica e integral, y planteamos soluciones concretas para hacer realidad la defensa de nuestros niños.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace unas semanas, en la Comisión Investigadora del Sename, un  niño —ahora adulto— que había vivido toda su infancia discriminación, abuso y maltrato en dicha institución, señalaba que “El infierno existía en la tierra y había sido creado por el Estado, se llamaba Sename”.

La reciente noticia de 210 niños muertos en centros de protección administrados por el Servicio Nacional de Menores y en sus instituciones colaboradoras, y 406 más fallecidos en programas ambulatorios, ha reflotado y evidenciado la enorme crisis institucional en que se encuentra la protección de la niñez en Chile. Lo más dramático es que esta cruda realidad ya había sido informada previamente en múltiples ocasiones al Estado de Chile, siendo los niños vulnerados las únicas víctimas de la completa indiferencia de la sociedad.

En nuestro país, la población menor de 18 años es de 4.414.927 niños. En 2015 el Sename realizó 234.292 atenciones totales a niños a lo largo del país. De estos, 199.112 fueron atendidos por alguna medida de protección; 1.388 niños fueron atendidos en adopción; y 33.792 cumplen medidas bajo la ley de responsabilidad penal adolescente. Específicamente en cuanto a los niños privados de su medio familiar y que se encuentran en centros residenciales, en 2015 fueron 14.245 las atenciones, 11.492 a quienes se encuentran en centros residenciales privados y 2.753 de administración directa del Sename. Actualmente hay 8377 niños en centros residenciales.

Al margen de las buenas intenciones y pese a los graves errores y horrores cometidos por el Estado, pareciera ser que se sigue con la brújula perdida y sin un norte claro.

Es por ello que hemos elaborado un documento, fruto de un arduo trabajo en terreno y con distintas autoridades nacionales e internacionales, asociaciones de funcionarios, ONG dedicadas a la niñez, organismos colaboradores acreditados del Sename, funcionarios públicos y familias usuarias del sistema, que contiene la hoja de ruta para resguardar a la niñez vulnerada, en donde se abordan 28 problemas desde una perspectiva sistémica e integral, analizándolos y dando 35 soluciones concretas con la finalidad de hacer realidad la defensa, protección y garantía de la dignidad de nuestros niños.

Las diez principales propuestas son la supresión del Sename y la creación de dos servicios nuevos: uno de protección de niños y otro de reinserción social para niños infractores de ley; la creación del Servicio Nacional de la Familia; adscribir al Sistema de Alta Dirección Pública a las instituciones nuevas que se creen hasta el tercer nivel jerárquico, incluido los Directores Naciones de los nuevos servicios y la concursabilidad de los empleos públicos en los demás cargos, poniendo el énfasis en la especialización y experiencia demostrada; una reforma integral al Sistema de Adopción en Chile; un Defensor Judicial de la Niñez; una División especializada para la evaluación de los programas dedicados a la niñez vulnerada y su impacto social; reformar la ley que establece un sistema de atención a la niñez y adolescencia a través de la red de colaboradores del Sename y su régimen de subvención, aumentando considerablemente la subvención que reciben los organismos colaboradores acreditados; la creación de un sistema único de información de los niños vulnerados que esté actualizado y en línea entre los distintos ministerios y servicios públicos, y con los Tribunales de Familia; la creación de Centros Residenciales de Administración Directa para la protección de los niños vulnerados y privados de su medio familiar en todas las regiones; y una política pública nacional sobre salud mental para los niños vulnerados con recursos, tratamientos y personal especializado.

El Sename no puede seguir siendo un infierno para nuestros niños. Debemos actuar con sentido de responsabilidad, solidaridad y urgencia pensando en la dignidad de muchos de ellos que día a día sigue siendo vulnerada. Es por eso que las 35 medidas concretas de protección las ponemos a disposición de todos, pero especialmente del Gobierno, que tiene la oportunidad de realmente cambiarles la vida a esos miles de niños, y darles la protección, seguridad y alegría que se merecen.

 

Claudia Nogueira F. y Juan Antonio Coloma A., diputados UDI

 

 

FOTO: SEBASTIÁN RODRÍGUEZ/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: