Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 18 de junio, 2015

Crimen y Castigo

En nada ayuda que los sancionados de una manifestación violenta sean carabineros, que la UC perdone a estudiantes que copiaron y que Sampaoli y la ANFP hayan dejado sin sanción a Vidal.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Es emocionante estar en el estadio con todos los chilenos cantando el himno nacional a la espera de un partido de la selección. Cuarenta mil almas unidas por el mismo deseo: que gane la roja. Ahí no importa ni el color político ni el color de pelo. Somos todos chilenos gritando por Sánchez, Bravo, Vidal y compañía.

Lamentablemente la emoción dura sólo 90 minutos. Al salir del estadio, como lo constataba ayer un artículo de prensa, un chileno lo extorsionará con un peaje de cinco “lucas” y es altamente probable que otro chileno le haya saqueado el auto mientras usted veía el partido, como le ocurrió al hijo de uno de mis socios durante el partido de Chile con México.

¿Qué pasa con los chilenos que de un tiempo a esta parte les parece más rentable y atractivo mejorar su bienestar a costa de perjudicar el de otros chilenos? ¿Qué pasó con ese país en que todos tirábamos para el mismo lado, como cuando vemos los partidos de la selección?

Probablemente Ud. piensa que estoy exagerando la nota. Puede ser, pero considere los siguientes datos:

  • La morosidad del Tag aumentó un 36% el 2014.
  • La evasión del Transantiago alcanzó su máximo histórico el 2014.
  • En Chile hoy se roba un auto cada 17 minutos y el robo de autos de lujo subió 67% en el último año.
  • La victimización (un índice que permite medir la delincuencia) aumentó más de tres puntos porcentuales y llegó el 2014 a un 43,5%, el nivel más alto desde que se toma esta medición.
  • Las licencias médicas han subido exponencialmente desde marzo del año pasado para igual número de consultas médicas. ¿Los médicos haciendo caridad con plata ajena?

¿Será que el discurso de quienes han insistido que en Chile “el chancho está mal pelado” terminó por degradar los estándares morales de nuestros compatriotas, al punto que dejó de ser mal visto robarle a un hermano? Yo espero que no sea así.

Por el contrario, si podemos comportarnos civilizadamente en el metro, en la cola del supermercado y cuando juega la selección chilena en el Estadio Nacional, mi convicción es que también podemos aspirar a reducir la delincuencia, eliminar la copia en los colegios y en las universidades y dejar de pasar gato por liebre en las consultas médicas.

Pero nada de lo anterior va a ocurrir si no somos claros en las reglas de comportamiento y severos en castigar a quienes no las cumplan. En nada ayuda a mejorar las cosas, que los únicos sancionados después de una manifestación violenta y destructiva sean los carabineros, que la Universidad Católica perdone impunemente a los estudiantes que copiaron masivamente en la escuela de ingeniería y que Sampaoli y la ANFP hayan dejado sin sanción la indisciplina de Vidal.

 

José Ramón Valente, Foro Líbero.

 

 

FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: