Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 13 febrero, 2021

Claudio Hohmann: ¿Y si fuera cierto?

Ingeniero civil, ex ministro de Estado Claudio Hohmann

Nunca estará mal recordar el llamado teorema de Thomas (enunciado por el sociólogo norteamericano William Thomas): “si las personas entienden como real una determinada situación, esta será real en sus consecuencias”.

Claudio Hohmann Ingeniero civil, ex ministro de Estado
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Dos recientes estudios internacionales, que ponen a Chile en posiciones de vanguardia a nivel mundial, deben resultar sorprendentes para muchos chilenos, cuando no francamente poco creíbles. Pero lo cierto es que las organizaciones que han publicado esos resultados están entre las más confiables del mundo. La primera es la Unidad de Inteligencia de la revista The Economist, que clasifica a la nuestra en el grupo de las democracias más avanzadas, incluso por sobre las de EE.UU. y Francia, compartiendo con naciones de la talla de Alemania y los países nórdicos. La segunda es Transparencia Internacional, que posiciona a Chile en el grupo de los países menos corruptos del mundo, superando a varias naciones desarrolladas. Dicho sea de paso, las posiciones destacadas del país no se limitan a los referidos estudios ni a las materias a las que estos se abocan, sino que se repite en otros, como el Reporte de Desarrollo Humano del PNUD de 2020, en el que Chile lidera en América Latina. O el ranking de los países más saludables según Bloomberg, en el que Cuba, Chile y Costa Rica lideran en el continente, posición que en nuestro caso podría mejorar en el futuro próximo considerando que aquí el proceso de vacunación masiva contra el coronavirus ha sido de los más exitosos a nivel mundial.

Suele decirse de estos resultados, que chocan frontalmente con la idea de sociedad mediocre y subdesarrollada que tenemos de nosotros mismos, que no reflejarían el día a día de los chilenos; que se trataría de promedios, donde unos pocos gozarían del país bien clasificado en los rankings internacionales, mientras que una mayoría viviría una realidad que no se trasunta adecuadamente en tales estudios. Es una crítica que no tiene mayor asidero por el simple hecho que no es posible que un promedio -por ejemplo, la esperanza de vida de millones de chilenos- pueda resultar significativamente más elevado gracias a los indicadores de una minoría de habitantes favorecidos en comparación con los de una mayoría menos favorecida. Los de estos últimos pesan decisivamente en cualquier promedio, a menos que las diferencias entre unos y otros sea abismante.

Pero, ¿y si fuera cierto que Chile es efectivamente una democracia avanzada –mal que mal, hemos elegido sin falta a siete gobiernos desde la recuperación de nuestra democracia en 1990 y nos aprestamos a elegir al octavo en once meses más? Considérese que un joven egresado de entonces y que ahora se aproxima a la edad de jubilar habrá pasado toda su vida laboral viviendo en una democracia sin interrupciones ni altibajos. ¿Y si fuera cierto que la elección, en abril próximo, de 155 ciudadanos para redactar una nueva Constitución es una prueba elocuente de una democracia que, a pesar de todo -sobre todo del estallido social- funciona en plenitud, y que nadie en Chile se arroga el derecho de dictar reglas o de modificarlas sin que haya sido elegido expresamente para realizar esas tareas? ¿O que, más allá de los sonados casos de corrupción que hemos conocido en los últimos años, fuera cierto que somos menos corruptos –no es que no haya corrupción entre nosotros– que la mayoría de las naciones del mundo, como se infiere del estudio de Transparencia Internacional? ¿O que, también fuera cierto que somos la nación más desarrollada de América Latina, como lo viene atestiguando año tras año el Reporte de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas y que debido a ello se ha podido implementar aquí el plan de ayuda más voluminoso de los países de la región para enfrentar los severos efectos económicos de la pandemia?

¿O será que algo de la rabia que decían sentir como emoción dominante la mitad de los encuestados en la última encuesta CEP (de diciembre de 2019) o una parte no menor de la desazón que expresaron miles de personas en los diálogos “Tenemos que hablar de Chile”, se deben a percepciones del tipo: “el país más desigual del mundo”, “el robo legalizado de las AFP”, “el crecimiento se lo llevan los ricos”, que riñen frontalmente con la del país retratado repetidamente en los estudios antes referidos?

¿Será que esos estudios tienen, siquiera, alguna pizca de razón y que no es cierto todo lo que (mal)decimos de Chile y de sus instituciones? Nunca estará mal recordar el llamado teorema de Thomas (enunciado por el sociólogo norteamericano William Thomas): “si las personas entienden como real una determinada situación, esta será real en sus consecuencias”.

  1. Sergio Menares dice:

    Chile realmente es una republica relativamente estable y pacífica. Si no consideramos a los vándalos ni a los Mapuches. Como Democracia es buena; pero podia ser mejor si tubiéramos cinco poderes independientes en lugar de los tres de ahora: 1) Ejecutivo, 2) Legislativo, 3) Judicial, 4) Contralor y 5) Defensivo (FFAA). Totalmente independientes y funcionando como reloj. Soñar no cuesta nada ….

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO