Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 21 noviembre, 2021

Claudio Hohmann: Cambia, todo cambia

Ingeniero civil, ex ministro de Estado Claudio Hohmann

Será, ahora sí, la clausura de los famosos 30 años, cuando el país saltó varios escalones en la ruta hacia el desarrollo.

Claudio Hohmann Ingeniero civil, ex ministro de Estado
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre, con excepción de todos los demás”. (Winston Churchill)

Va terminando toda una época en la política nacional: la del período Bachelet-Piñera, que comenzó el 11 de diciembre de 2005, cuando ambos resultaron elegidos para la segunda vuelta de la elección presidencial que pondría a la primera mujer de nuestra historia en la más alta magistratura de la nación. Gobernarían alternadamente los próximos dieciséis años, un lapso en que numerosos acontecimientos marcaron el rumbo del país, entre ellos, la recesión económica derivada de la crisis sub-prime en 2009, el terremoto de 2010, el movimiento estudiantil de 2011 y el estallido social de 2019 –este último el de mayor envergadura del período–. También durante esos años hizo su aparición el smartphone, sirviendo de plataforma para las redes sociales que han revolucionado al mundo y, particularmente, a la política. Cuando Bachelet fue elegida por primera vez Facebook todavía no operaba como una red social abierta –el servicio sería lanzado en 2006– y mucho menos el servicio de Whatsapp, que comenzó a masificarse durante el primer gobierno de Piñera. Si, en estos dieciséis años de Bachelet-Piñera pasó, vertiginosamente, mucha agua bajo los puentes.

Un colegial de cuarto de medio de entonces podría ser hoy el adulto joven que ya pasó por la universidad o por un instituto profesional, que ya ha dado sus primeros pasos en el empleo o en el emprendimiento, que posiblemente ha formado una familia y que mira el futuro con otros ojos, los de quien debe forjarse un futuro para él y sus hijos en un país muy distinto al que lo vio crecer y educarse: el Chile marcado a fuego por el estallido social de 2019, herido por la pandemia del coronavirus –convaleciendo en buena forma–, y que pronto se regirá por una nueva constitución política que podría cambiar el rumbo de la nación.

No es sólo que los chilenos nos aprestemos a pronunciar un nombre nuevo (después de tanto tiempo de utilizar solo dos): el de la persona que ocupará próximamente el sillón de La Moneda. Más importante es el hecho que quien lo haga a partir de marzo próximo será el militante de una alianza política distinta a las tres que han gobernado el país durante los últimos 30 años. Será un debutante en toda la línea. Incluso sería el gobernante más joven de nuestra historia republicana si Gabriel Boric triunfa en la segunda vuelta. Las alianzas de centroizquierda y centroderecha que condujeron los destinos del país durante tres décadas darán un paso al costado. Y será, ahora sí, la clausura de los famosos 30 años, cuando el país saltó varios escalones en la ruta hacia el desarrollo (varios más que la mayoría de sus pares en el vecindario latinoamericano). En unos meses habrá un nuevo gobernante instalado en La Moneda, apoyado por una alianza política novata en esas lides, al tiempo que una nueva Constitución, en plena elaboración, nos debiera regir a partir del próximo año. Vaya cambios los que nos aguardan en el corto plazo, todo al ritmo de una democracia que entra a paso firme a la cuarta década desde su épica recuperación en 1990.

Lo cierto es que el único sistema de gobierno que permite en forma pacífica el recambio de gobierno –y de la élite política– sigue incólume en Chile, y no parece que después de la intensa actividad electoral que se ha desplegado impecablemente en los últimos dos años pueda ser amenazado por quienes podrían aspirar a desbordarlo. Después de todo, la democracia chilena da muestras de una notable resiliencia, haciendo frente al nihilismo y la anomia que la han tenido entre cejas. En buena hora, porque vamos a requerir tanto o más de ella en el futuro. Para empezar… en los próximos 30 años.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

En El Líbero. creemos que construir una sociedad libre es posible. Por esta razón, creamos contenidos que te permiten obtener una vision mas amplia del panorama actual, para que tú mismo puedas crear tus opiniones.

Gracias al aporte de los miembros de la Red Líbero nos es posible cumplir con esta labor, que cada día nos permite llevar contenidos periodísticos de calidad a más personas. Queremos invitarte a que seas parte de la red de personas que apoyan el periodismo libre y que quieren informarse a través de un medio en el cual puedan confiar, te invitamos a que formes parte de la Red Líbero

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

En El Líbero. creemos que construir una sociedad libre es posible. Por esta razón, creamos contenidos que te permiten obtener una vision mas amplia del panorama actual, para que tú mismo puedas crear tus opiniones.

Gracias al aporte de los miembros de la Red Líbero nos es posible cumplir con esta labor, que cada día nos permite llevar contenidos periodísticos de calidad a más personas. Queremos invitarte a que seas parte de la red de personas que apoyan el periodismo libre y que quieren informarse a través de un medio en el cual puedan confiar, te invitamos a que formes parte de la Red Líbero

HAZTE MIEMBRO