El Libertino es presentado por:
Publicado el 01 de febrero, 2020

Chile a “tonkas y a lokas”

Los alienígenas en su mayoría son analfabetos y hablan una lengua que se parece al castellano, pero resulta casi incomprensible. Es significativo, sin embargo, que -según nos informan los que les traducen- lo que quieren es una nueva Constitución, aunque mientras tanto se contentan con un plasma robado. El gobierno parece que entiende el mismo idioma, porque les hizo caso a pesar de que los que querían nueva Constitución perdieron la última elección.

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En Chile nos volvimos locos. De la noche a la mañana, llegaron los alienígenas -que se parecen bastante a los comunistas y narcotraficantes terrícolas- y se dedicaron a saquear y quemar todo, mientras sectores políticos los aplaudían porque, según ellos, se manifestaban en contra del modelo neoliberal que ya está derogado en el planeta Cuba de donde provienen.

Mientras tanto, acá en Chile, los alienígenas tenían como vocera a una señorita de nombre extraterrestre, “Tonka”, que tiene superpoderes para invitar gente a su programa de televisión y hacerla desaparecer, y para criticar a los empresarios que embelesados le pagan millones por hacerlo. Ella tiene una pareja, también de nombre extraterrestre, que viene de un planeta en que nadie trabaja y del cual, según dicen algunos, lo habrían echado por flojo.

Los alienígenas en su mayoría son analfabetos y hablan una lengua que se parece al castellano, pero resulta casi incomprensible. Es significativo, sin embargo, que -según nos informan los que les traducen- lo que quieren es una nueva Constitución, aunque mientras tanto se contentan con un plasma robado. El gobierno parece que entiende el mismo idioma, porque les hizo caso a pesar de que los que querían nueva Constitución perdieron la última elección.

A mí me resultaba particularmente sospechoso que la mayoría de los alienígenas tenía un ojo tapado con un parche. De hecho, el presidente del Colegio de Profesores fue a La Moneda luciendo así. Yo le comenté a un amigo que no sabía que él era alienígena, pero me corrigió y me dijo que era un pirata no más.

Lo paradojal es que los extraterrestres son anarquistas, pero organizados. Es como un oxímoron de esos que sólo la izquierda entiende, como el “realismo sin renuncia” de Bachelet, que nos llevó a subir los impuestos y bajar la recaudación. Acá no había nada organizado ni premeditado, sino que espontáneamente se quemaron 23 estaciones de metro y todos quisieron un nueva Constitución.

Los alienígenas tenían un infiltrado en nuestro planeta, que venía en una nave venezolana parecida a una retroexcavadora y que la dejó escondida y en silencio como cinco años hasta que ahora la desenterró y dijo que en realidad tenía tres iguales. Si esperamos un poco, serán cuatro para completar los jinetes del apocalipsis que promete la Biblia y asolaron Venezuela.

En el planeta de los simios parece que no hay propiedad privada, porque todo el mundo saquea al vecino, le roba al prójimo y al que no le gusta lo queman o lo hacen bailar. Además, es un planeta raro en que los estudiantes no estudian, los profesores no enseñan y los dirigentes laborales no trabajan.

Lo más entretenido ha sido ver como una tribu terrícola denominada Pelolais ha simpatizado con los alienígenas, incluso algunos se han incorporado entusiastamente al saqueo. De hecho, yo pillé a varias caceroleando con una “Thermomix”. A una de ellas le pregunté a qué se dedicaba y me dijo que era NINI, “ni estudio ni trabajo, así que me dedico a manifestar”. Noble profesión que en el Chile tiene una carrera promisoria que termina como dirigente del Frente Amplio o como pareja de Tonka.

Lo más impresionante sin embargo es la manifestación de las féminas que llegaron del planeta de las amazonas, acusando a todos los hombres de violadores. Confieso que simpatizo con esa manifestación. Conozco a muchas mujeres que han sufrido todo tipo de abusos tanto en el planeta de los simios como en la tierra. Ojalá que la nueva Constitución disponga el cercenamiento y posterior destierro de los violadores al planeta de los eunucos.

Mientras tanto, yo estoy preocupado de cosas terrenales, como el desempleo que se nos viene, la caída de inversión y el alza de la inflación. El presidente del Banco Central nos advirtió que podíamos retroceder 27 años en desigualdad si seguíamos por este camino, pero a los alienígenas parece no importarles. Ojalá a los terrícolas sí les preocupe.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA