Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 24 marzo, 2021

Rosita Puga: Cerrando brechas y levantando la vara

Directora académica de Fundación Educa Araucanía Rosita Puga
Lo que está sucediendo en la niñez del país tendrá consecuencias debido a que lo que experimente o no durante los primeros años es crucial en la conformación de la arquitectura de su cerebro y en la influencia decisiva que este tendrá en la salud, la capacidad cognitiva , la conducta y la afectividad a lo largo de la vida.
Rosita Puga Directora académica de Fundación Educa Araucanía
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Se acaba de publicar un estudio realizado por el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la UC que muestra el impacto negativo que tuvo el cierre de jardines infantiles en niños provenientes de sectores vulnerables de la Región Metropolitana. Se buscaba comprender mejor, desde la perspectiva del aprendizaje y  el bienestar socioemocional, el impacto que dejó  la pandemia en niños pre-escolares vulnerables durante el 2020.

El estudio muestra que el rezago en vocabulario, desarrollo general y socioemocional es importante, los niños evaluados demuestran un desempeño significativamente menor que el logrado por una población equivalente en 2017. Se trata de rezagos, no solo estadísticamente significativos sino de una magnitud importante. Según lo presentado en el estudio los resultados obtenidos en la muestra del 2020 serían equivalentes a restar cinco años de escolaridad a las madres. Esto nos invita a reflexionar sobre Cómo podemos cerrar la brecha observada, y no solo cerrarla sino también, subir la vara de lo que deben recibir los niños en la primera infancia, tanto en pandemia como en normalidad.

Lo que está sucediendo en la niñez del país tendrá consecuencias debido a que lo que experimente o no durante los primeros años es crucial en la conformación de la arquitectura de su cerebro y en la influencia decisiva que este tendrá en la salud, la capacidad cognitiva , la conducta y la afectividad a lo largo de la vida. Los resultados del estudio nos alertan de una situación que es de urgencia considerar.

Dado el contexto sanitario de hoy, ¿qué es posible hacer para mejorar y enriquecer la experiencia que están  viviendo niños y niñas de edad pre-escolar? Por lo pronto, mantener el servicio educativo activo en salas cunas, jardines infantiles y pre-básica en un 100%, ya sea de forma presencial, si las circunstancias sanitarias lo permiten, o, en caso contrario, de forma remota. El servicio educativo debe mantenerse.

Segundo, establecer una alianza virtuosa  entre familia y educadoras, aspecto que ha sido ignorado por completo en las estrategias recomendadas para trabajar educacionalmente en pandemia. La familia es la primera agencia educativa a cargo de la formación y desarrollo de sus hijos. Los avances en neurociencias hacen del todo necesario que los padres puedan conocer el impacto que tiene la crianza en el desarrollo cerebral sano de sus hijos e hijas y puedan apropiarse de este nuevo conocimiento y estrategias  para mejorar la calidad de los vínculos e interacciones con ellos desde la gestación.

Las Salas Cuna, Jardines Infantiles y pre-básica son los capacitadores naturales para formar y acompañar a los padres en el conocimiento sobre el cerebro y el aprendizaje y la importancia de la conexión, el vínculo y la estimulación lingüística con sus hijos e hijas. Nadie tiene mayor motivación en el desarrollo de sus hijos que los padres.

Por otra parte, es necesario  preocuparse de subir la vara en relación a la calidad de experiencia educativa que viven los niños y niñas en la primera infancia. Se educa con la ciencia. La enseñanza y las interacciones educativas que deben ofrecerse en educación inicial deben estar basadas en el conocimiento profundo sobre el desarrollo del cerebro en la primera infancia y cómo este funciona y  aprende. La experiencia educativa se organiza sobre la base de este conocimiento. Esto significa capacitar a todo el personal de estos niveles en las ciencias cogntivas.

Asimismo, se cierra la brecha observada y se sube la vara de lo que aprenden los niños estableciendo puentes donde hoy hay murallas. Lo que se requiere es mejorar la visión y cultura sobre la organización y la calidad del servicio educativo que se entrega en estos niveles. En la cultura pre-escolar existen murallas entre las profesionales y técnicas que trabajan dentro del aula, entre el jardín infantil y la escuela (que se conciben como mundos distintos) y entre las instituciones que ofrecen educación pre escolar en el país: JUNJI, Integra y los llamados Jardines VTF .

A nivel de políticas públicas este derrumbamiento de murallas debe comenzar por unificar estas tres instituciones que ofrecen hoy  educación a la primera infancia. Estas tres agencias tienen distinta organización, metodologías, personal y financiamiento.  Esta situación  lleva más de 30 años sin resolverse y es esencial para el mejoramiento de la calidad de la educación parvularia. Entre otras implicancias, este trato diferenciado tiene como consecuencia que si bien las características socioeconómicas de los niños atendidos por cada una de ellas son similares, el aporte que realiza el Estado es muy disímil, siendo por lejos los más perjudicados los jardines financiados Vía Transferencia de Fondos (VTF). Así, de acuerdo a estimaciones realizadas por la Subsecretaría de Educación Parvularia, en el año 2017 el gasto público mensual por párvulo en nivel medio en dichos establecimientos alcanzó los $126.683, versus $278.778 que recibieron los establecimientos de administración directa de la JUNJI. En el caso de Integra, dicho monto fue de $218.013.

Finalmente, es necesario atender las necesidades diferenciadas de los territorios. En ruralidad, en donde hubo una meta  presidencial de cobertura, las salas cunas y jardines no cuentan con financiamiento para  transporte lo que hace imposible ofrecer a una mayor población este servicio educativo por la imposibilidad de llegar con los  niños. Lo anterior conlleva que en ruralidad sean las distancias físicas las que estarían definiendo  el acceso o no a la educación.

La tarea de llegar temprano con la primera infancia es urgente; lo que se haga o no se haga con ella determinará, en su origen, la calidad y equidad futura de nuestra sociedad.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO