Señor Director,

En noviembre de 2019 se nos presentó, para terminar con la violencia que nos amenazaba, un camino constitucional que sería sometido a la aprobación o rechazo de la ciudadanía. Después de casi dos años, este proceso nos ha dividido aún más, la tan ansiada paz está cada vez más lejos y la “casa de todos” es sólo de algunos.

Siento que hemos mal gastado tiempo y recursos sin llegar a un consenso. Lo que se pretendió el 2019 no se logró y nuestra sociedad está nuevamente en un escenario antagonista. Y mientras se escoge el camino a seguir, los problemas de la gente aún no son atendidos; la inflación, la delincuencia e inseguridad aumentan a diario. Creo que necesitamos poner fin a tanta incertidumbre. Y eso pasa por conocer y respetar los pasos a seguir para poder, al fin, vivir en paz.

Luz María Guerrero V.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta