Señor Director:

Lamentablemente las mujeres somos nuevamente titulares de los periódicos por terribles asesinatos y ataques ocurridos durante estos últimos días. Nos referimos a los casos de la niña de 9 años, víctima de la insurrección instalada en La Araucanía, y al asesinato de la joven carabinero, Norma Vásquez. Sin embargo, algunos colectivos feministas no han denunciado esta situación como parte de su causa. ¿La razón? Estas víctimas no pertenecen al imaginario político ni militante feminista.

La nula condena a la violencia en estos ejemplos demuestra, una vez más, que los movimientos feministas no persiguen la preocupación por todas las mujeres.

Esta triste constatación debería servir a las autoridades para concentrarse en detener estos graves casos, sin ideologías de por medio.