Señor Director,

Está claro que el Ejército y personas que ahí trabajaron cometieron errores en el pasado, pero me pregunto si hay o no valor en seguir destacando permanentemente lo malo y nada de lo bueno que hacen. A veces me da la impresión de que parte de nuestra población se entretiene con hacer leña del árbol caído, y por otro lado, hay que quienes reconocen su mérito en Cadem y que a pesar de todo, le dan el 6to lugar de 14 instituciones, y muy por sobre otras que se arrogan autoridad moral sobre todos los chilenos. Dejo a sus conciencias determinar quién está en lo correcto.

¿No será hora de que dejemos que esta institución de todos los chilenos, que es victoriosa, noble, y que junto a la Marina nos dieron la libertad hace más de 200 años, y que hoy en día junto a las otras instituciones de la defensa protegen y resguardan nuestra soberanía e independencia política, pueda dar vuelta la página y avanzar con sus tareas y reconstrucción?

Sólo pido que no sigamos haciendo de los errores del pasado un circo romano.