Señor Director:

El 12 de enero es una fecha que los interesados en la filosofía, la historia y la política no pueden pasar por alto. Por un lado, celebramos el aniversario del nacimiento de Edmund Burke el año 1729 y por el otro recordamos la muerte de Sir Roger Scruton el 2019. Ambos británicos destacados y conocidos por su influencia intelectual, particularmente en el pensamiento conservador. En el actual escenario político de crisis y cambios es muy valioso rescatar algunas de sus ideas y aportes.

Burke, en sus famosas «Reflexiones sobre la Revolución en Francia», describe y refuta el planteamiento revolucionario. Contra el afán de destruir y construir de cero el orden social, Burke defiende la sabiduría y prudencia de reformar: «Un Estado sin medios para cambiar carece también de medios para conservarse». Si la comunidad política es un pacto entre las generaciones pasadas, presentes y futuras, su desarrollo exige capacidad para perfeccionarse. No es una opción ideológica del cambio por el cambio, sino por la conservación de aquello que sirve a la persona y la sociedad.

En el caso de Scruton, en una línea similar a la idea de reforma burkeana, es central el escepticismo a las grandes planificaciones. En «Las bondades del pesimismo» (FPP, 2018), Scruton se opone tajantemente a las pretensiones de aquellos «iluminados» que creen poder dirigir el curso de actividad social desde arriba, o en sus palabras, como ejércitos. A esos ideólogos y tecnócratas opone el principio de subsidiariedad -tan cuestionado en la actualidad- que resguarda el campo de creatividad de las personas y sus iniciativas que dan vida al tejido social. Siguiendo a Scruton, las verdaderas transformaciones sociales no son impuestas sino que descubiertas.

En momentos donde como país aún experimentamos las consecuencias de la crisis del 2019, los planteamientos de Burke y Scruton nos interpelan. Los cambios que necesita Chile no son los que promueven los revolucionarios ni los idealistas, sino los que perfeccionen nuestras instituciones basadas en la dignidad y la libertad humanas.

Jaime Tagle D. Equipo de Contenidos. Instituto Res Publica

Deja un comentario

Cancelar la respuesta