Señor Director,

Se hizo noticia el robo sufrido por la ministra de Defensa de nuestro país y el asalto posterior y secuestro del escolta del presidente Boric. Si un delincuente puede entrar a la casa de la ministra de Defensa y maniatar a su familia, deja parecer que delincuentes tienen barra libre para hacer lo que quieren en este país. ¿Qué puede esperar el pueblo de Chile al ver estos actos? La palabra inseguridad queda pequeña.

Valentín Roa Fuentes

Deja un comentario

Cancelar la respuesta