Cuando el Gobierno a través de su ministra del Interior señala que aquí hay presos políticos por pensar diferente, lo que hace es acusar a los jueces que han dictado sentencia de que han cometido un delito. Sin duda es necesario que esta ministra dosifique sus intervenciones irreflexivas e imprudentes.

Jaime Dart Vallejos

Deja un comentario

Cancelar la respuesta