Señor Director:

En algún momento tuve la ilusión que los temas trascendentales no eran objeto de mezquindades políticas, por ello creí en las mesas de seguridad anunciadas por el Gobierno, en que actuarían como «perro contra los delincuentes», en un genuino apoyo a carabineros.

Me equivoqué. Fueron palabras vacías y anuladas por la actuación. Se volvió a validar la violencia, a través del indulto por motivos políticos, abusando de las facultades constitucionales que se le otorgan a la primera autoridad del país.

Alejandra Velasco Ibáñez – Abogada

Deja un comentario

Cancelar la respuesta