Señor Director,

Con fecha 26 de julio del presente, hemos visto con asombro el comunicado público de Fedefruta, que da cuenta que un “90% de productores frutícolas chilenos temen no poder iniciar la próxima temporada por falta crítica de capital”.

Si bien mucho de esto tiene relación con la crisis logística que se vive a nivel mundial, además Chile se está viendo afectado por variables internas. Principalmente por la incertidumbre generada respecto de la propuesta constitucional que se votará el próximo 4 de septiembre en relación a los derechos de aprovechamiento de agua, la posibilidad de expropiación (terrenos de PP.OO) y la libertad de producción (aseguramiento de la alimentación, que podría determinar qué cultivar).

Esta propuesta, que además tiene un sesgo muy urbano, de ser aprobada, deja a la agricultura y ruralidad de nuestro país con remotas posibilidades de financiarse dadas las faltas de garantías que existirán para poder acceder a créditos de capital de trabajo.

La nueva Constitución plantea hacer crecer el Estado, sin considerar que se está afectando negativamente un rubro que integrado con sus servicios representa un 18% del PIB.

Estamos decepcionados de esta propuesta.

Juan Pablo Avendaño, Ingeniero Agrónomo, Vocero «Chile es uno solo»

Deja un comentario

Cancelar la respuesta