Señor Director:

El colmo de un indulto, es que se otorgue, en un país donde el incremento de los asesinatos es de un 32% y que el Presidente de la República de una señal tan potente de impunidad al país cuando lo que se requiere es justamente lo contrario, en vez de dejar que los tribunales hagan uso de su independencia y cargo de la efectiva la aplicación de justicia, lo impide.

Un indulto a 13 condenados se transforma en un «insulto» a 19.041.000 de chilenos, como bien dijo Cristian Stewart en una columna en La Segunda.

Josefina Sutil Servoin

Deja un comentario

Cancelar la respuesta