Señor Director,

Tanto va el cántaro al agua, que al fin… seca la fuente.


Raúl Benaprés Williamson 

Ingeniero Civil Industrial 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta