Señor Director,

En la pasada Cuenta Pública el presidente Gabriel Boric anunció que se tramitará un proyecto de ley para “avanzar en la prohibición total de tenencia de armas”. Casi al mismo tiempo el diputado Gaspar Rivas anunció un proyecto de ley que consagra el derecho a la tenencia libre de armas en los domicilios. Ambos anuncios han provocado polémicas en diversos sectores de la sociedad.

Me gustaría decir que no hace falta tener un doctorado en derecho o Ciencia Política para saber que las funciones más básicas de cualquier Estado son: seguridad, defensa y justicia. Cuando un Estado es capaz de ofrecer altos niveles de seguridad y orden y cuando la justicia sanciona los delitos como es debido, entonces el Jefe de Estado podría estar en condiciones de avanzar en el control de armas, ya que se podría entender que no es necesario que la población esté armada.

Sin embargo, cuando el Estado no es capaz de asegurar cosas tan básicas como el orden público, el respeto a la propiedad privada o la seguridad personal, entonces se hace imperativo que los ciudadanos tengan la libertad de defenderse por su cuenta. En este punto, creo que el proyecto de ley del diputado Gaspar Rivas no es lo deseable en una sociedad, pero apegados a la realidad nos damos cuenta de que es lo más lógico, necesario y realista. Si el Estado no es capaz de defenderme, entonces yo debo tener el derecho de hacerlo por mi cuenta.

Mario Bustamante, estudiante de Ciencia Política UDD.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta