Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 02 de agosto, 2015

Cameron se compromete con las mujeres

En Chile urgen líderes que, con valentía, aborden integralmente la participación laboral femenina en equidad.

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace pocos días el primer ministro británico David Cameron prometió acabar en una generación con la brecha salarial entre hombres y mujeres. Considera un “escándalo” que en Reino Unido el salario de una mujer sólo alcance el 80% del de un hombre.

Agregó que, cumplido el objetivo que se propuso en 2011 de que las mujeres alcanzaran un 25% de presencia en puestos directivos de las 100 empresas británicas más grandes que cotizan en bolsa, ha llegado el momento de abordar la igualdad salarial.

Cameron anuncia que las grandes compañías británicas (aquellas con más 250 empleados) serán sometidas a auditorías de igualdad de remuneración media entre sus empleadas y empleados, con el fin de ejercer una presión pública tendiente a la disminución de la brecha entre ambos sexos, según manifestó en su columna en The Times.

Su declaración presenta un plan de cuatro puntos. Primero, transparencia que espera lograr a través de la auditoría a las empresas. Segundo, oportunidades que amplíen el horizonte de las niñas. Tercero, apoyo en la promoción de la presencia femenina en los espacios de liderazgo. Y cuarto, responsabilidad compartida en el cuidado de los niños.

Buen ejemplo da el primer ministro al hacerse cargo de este desafío histórico, basado en una convicción de justicia y dignidad en las relaciones sociales.

Con lo anterior demuestra maestría como político, dando potencia a su discurso con una promesa e impulsando a un cambio cultural. Como estadista, en conocimiento de la realidad de su pueblo con altura de miras, pero siendo proactivo y propositivo. Finalmente, como gobernante, abordando integralmente el asunto, con un plan razonable y razonado para alcanzar el objetivo en un plazo acotado.

En Chile estamos lejos de pasar de la mera consigna a propuestas de cambio en esta materia. Urgen líderes que, con valentía, aborden integralmente la participación laboral femenina en equidad.

 

Mónica Reyes, Fundadora de Makers Liderazgo Femenino.

 

 

FOTO: GUILLUME PAUMIER / FLICKR

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA