Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 31 de agosto, 2019

Benjamín Cofré: La «gloria» de Humpty Dumpty

Investigador Fundación Jaime Guzmán Benjamín Cofré

Los cuentos de Alicia son un deleite para quien le interese conocer las diferentes herramientas que emplea Lewis Carroll para quitar a las palabras sus significados y llevarlas a la dimensión de la pura interpretación, vinculadas a la vez al poder. Es atingente a nuestro propósito la polémica entre un periodista deportivo y el excandidato presidencial José Antonio Kast, debido a la controversial interpretación del término «rocambolesco».

Benjamín Cofré Investigador Fundación Jaime Guzmán
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Los cuentos de Alicia son un deleite para quien le interese conocer las diferentes herramientas que emplea Lewis Carroll para quitar a las palabras sus significados y llevarlas a la dimensión de la pura interpretación, vinculadas a la vez al poder. En la segunda publicación de la saga, titulada Alicia a través del espejo y lo que encontró allí, se da una particular conversación entre la protagonista y Humpty Dumpty. Luego de una resta para calcular cuántos «incumpleaños» podría celebrarse en un año, Dumpty asevera que Alicia se ha cubierto de gloria. Alicia, quien no sabía qué quería decir con esa expresión, esperó la definición de la palabra «gloria» que, para el personaje de aspecto ovoide sería «un argumento que te deja bien aplastado». La protagonista le expresó que «gloria» no significaba eso.

«Cuando yo uso una palabra –insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso– quiere decir lo que yo quiero que diga…, ni más ni menos.

–La cuestión –insistió Alicia– es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.

–La cuestión –zanjó Humpty Dumpty– es saber quién es el que manda…, eso es todo.»

Aquellas líneas del libro podrían sintetizar las discusiones atmosféricas que se han generado a propósito de choques de comprensión de algunos textos que han circulado en periódicos y redes sociales los últimos días. A modo de ejemplo, es atingente a nuestro propósito la polémica entre un periodista deportivo y el excandidato presidencial José Antonio Kast, debido a la controversial interpretación del término «rocambolesco».

El sarcasmo «Alicia se cubrió de gloria», empleado por Humpty porque Alicia llegó a secundar la tesis de que es mejor tener 364 «incumpleaños», ocultaba una representación que solo se descubre cuando Humpty lo dice. Es más, Dumpty considera obvio que Alicia no sepa el significado si él todavía no lo ha definido.

Para beneficio de todos quienes comprendemos la labor del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la palabra en pugna («rocambolesco») dice remitirse a la definición de un «hecho extraordinario». Sin embargo, el periodista señaló en medio de la controversia que la palabra «está basado en Rocambol, un personaje de una novela francesa del siglo XIX» ―como explica el excandidato a la presidencia en una columna― se trata de un ladrón de cuello y corbata que se redime luego de su paso por prisión.

Del mismo modo que hizo Dumpty con Alicia, en esta polémica las palabras representaron lo que el periodista y el poder de su micrófono quisieron. Por eso, es posible que de aquí en adelante tengamos que considerar al escribir y a leer que las posibilidades de concordia comprensiva e interpretativa arriesgan quedar sujetas a la lógica de Humpty Dumpty. En ese caso, se agradecería de aquí en más que quien tenga dicha voluntad (y arrogancia), al menos adelante una notita que diga algo así como «ojo que las palabras representan lo que yo quiero».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: