Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de abril, 2020

Ángel Soto: Más que turbulencias, Latinoamérica vivirá un huracán

Profesor Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad de los Andes. Co autor “Historia de Chile 1960-2010”. Ángel Soto

No solo viajaremos menos por precaución, sino que el traspaso físico de las fronteras implicará tener visas sanitarias otorgadas a los países que sean más “serios” en el tratamiento epidemiológico. ¿Qué ocurrirá con el derecho de los migrantes a buscar oportunidades en otros países? ¿Pasaremos de la globalización a un regreso a la “medievalización”, con países, ciudades y barrios “amurallados”?

Ángel Soto Profesor Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad de los Andes. Co autor “Historia de Chile 1960-2010”.

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En diciembre del 2019, The Economist publicó un estudio de su Intelligence Unit titulado “América Latina tendrá que prepararse para más turbulencias en 2020”. Pocos podían prever lo que estamos viviendo y el análisis iba orientado a mitigar las protestas sociales en aumento ante la frustración y malestar público respecto de la economía y la política. La vulnerabilidad de los empleos y el escaso crecimiento deberían ser enfrentados con un red de seguridad social fuerte, creación de oportunidades para los más jóvenes y el reforzamiento de la democracia.

Sin embargo, las turbulencias serán mayores de las pensadas. Un informe de la ONU cita a Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de CEPAL, quien anuncia que este 2020 la cantidad de pobres en la región podría aumentar en 35 millones a causa del COVID-19, alcanzando los 220 millones sobre un total de 620 millones de habitantes en el continente. De ellos, pasaremos de 67,4 a 90 millones en extrema pobreza. El desempleo estará sobre el 10% y el PIB en torno al -1,8%. Las exportaciones disminuirán en 10,7%, el turismo en un 25%, sumado a un largo listado de problemas como la suspensión en las cadenas de suministros, la caída en los precios de las materias primas y el temor a la inversión.

Los investigadores del Real Instituto Elcano (Madrid), Carlos Malamud y Rogelio Nuñez, añaden el aumento de las tensiones sociales y políticas. Pasada la crisis volverán las protestas a las calles, agravadas por el aumento de la cesantía. La escalada de presiones sobre la administración pública, los sistemas sanitarios, la debilidad de los gobiernos para incrementar el gasto público y sobretodo la crisis de liderazgo. Me atrevería a agregar la falta de confianza y la restricción de ciertas libertades.

En marzo de este año, el politólogo brasileño Miguel Lago señaló en The New York Times dos problemas adicionales: los elevados niveles de violencia en el continente (un 33% de los homicidios en el mundo ocurren en nuestra región) y la escasa inversión en salud pública. Sólo como ejemplo: en el 2019 murieron 1.500 personas infectadas por el dengue.

La América Latina post pandemia enfrentará una pérdida de ingresos, rentabilidad, competitividad, desempleo, incapacidad para pagar la deuda externa, problemas de transporte, crisis en los servicios, mientras que la deficiencia en infraestructura sanitaria continuará y las brechas educacionales aumentarán.

Ante la falta de confianza institucional interna, algunos quisieran que ese mundo que se viene fuese de mayor colaboración internacional. Sin embargo, hasta ahora observamos un fracaso del multilateralismo, como bien señaló Iván Witker en su columna “Covid19: El Pearl Harbor del multilateralismo”. Los organismos internacionales han servido poco para enfrentar esta pandemia y más bien han sido los viejos Estados Nacionales, recurriendo a la antigua escuela del bilateralismo, quienes toman decisiones unilaterales y llegan a acuerdos con otros Estados, como recientemente lo hizo Chile con Brasil y Nueva Zelandia.

La desarticulación del transporte en todas sus manifestaciones es una consecuencia grave de la crisis sanitaria. En el corto plazo no se ve una recuperación. En la práctica hay una estatalización del transporte internacional, ya que ha sido el Estado Nacional el que debió intervenir para el retorno de compatriotas, la traída de insumos médicos y el aseguramiento de las cadenas de distribución alimenticia. Las cargas deben ser transportadas bajo mandato estatal, ya que, de lo contrario, corren el riesgo de ser confiscadas por países donde hagan escalas, como ya ha ocurrido. ¿Tendrán que ser escoltadas militarme para evitar intervenciones de otros países o de la piratería internacional?

Consultado con algunos expertos, no solo viajaremos menos por precaución, sino que el traspaso físico de las fronteras implicará tener visas sanitarias otorgadas a los países que sean más “serios” en el tratamiento epidemiológico. ¿Qué ocurrirá con el derecho de los migrantes a buscar oportunidades en otros países? ¿Pasaremos de la globalización a un regreso a la “medievalización”, con países, ciudades y barrios “amurallados”?

La conectividad online será un gran desafío para superar las brechas de desigualdad e internet se convirtió en un servicio básico al que no todos acceden. Mientras que las facilidades que nos entrega el mundo virtual chocarán con el mundo real. Hoy ya lo vemos al interior de las ciudades y en breve lo notaremos entre las distintas naciones.

Más que turbulencias, estamos comenzando a vivir los vientos de un verdadero huracán.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete