Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 27 agosto, 2020

Angel Soto: La crisis financiera y corrida bancaria de septiembre de 1970

Profesor Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad de los Andes. Co autor “Historia de Chile 1960-2010”. Ángel Soto

El lunes 7 de septiembre, hace casi 50 años, ocurrió el supuesto que la teoría dice es difícil que ocurra, pero sucede: la gente acudió en masa a los Bancos y Asociaciones de Ahorros y Préstamos para retirar su dinero y comprar dólares.

Ángel Soto Profesor Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad de los Andes. Co autor “Historia de Chile 1960-2010”.

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El triunfo electoral de Salvador Allende el 4 de septiembre de 1970, provocó de inmediato una reacción económica que se tradujo en una crisis financiera. La inquietud se había manifestado los días previos e incluso el gobierno de Eduardo Frei Montalva no solo reaccionó con cautela, sino que tomó medidas precautorias, como dar instrucciones a su ministro de Hacienda Andrés Zaldívar para que preparara un “Plan de emergencia en caso de que saliera Allende”. Zaldívar recordó, años más tarde, que estaban “convencidos que iba a venir una crisis económica, que iba a venir una corrida financiera y que se iba a producir temor, pánico” (Patricia Arancibia, Cita con la Historia, pp. 324-325).

Por esa razón, antes de la elección se importó desde Inglaterra papel moneda con el objetivo que los bancos tuvieran la liquidez necesaria en caso que los ahorrantes fueran a retirar su dinero en forma masiva. El propio Zaldívar dice en la citada entrevista que esa misma noche del 4 de septiembre de 1970 se le dieron instrucciones de “fabricar billetes”, a fin de dar respuesta a la “corrida bancaria”. Cuestión que se hizo de inmediato, pero “quedamos cortos porque fue más allá de lo que nosotros creíamos” (p. 325). Tanto las Bolsas de Comercio de Santiago como de Valparaíso debieron suspender sus transacciones tras la elección, en lo que fue un mes lleno de tensiones.

El gobierno creó un equipo de emergencia en el que participaron Sergio Molina, Edgardo Boeninger, Carlos Massad, Sergio Bitar, más los directores de la Casa de Moneda y el Superintendente de Bancos. También se invitó a un representante de los candidatos, dado que el Congreso Nacional aún no elegía quién sería presidente de Chile. En representación de Allende lo hizo Pedro Vuskovic y por Alessandri, Pablo Baraona.

El lunes 7 de septiembre ocurrió el supuesto que la teoría dice es difícil que ocurra, pero sucede: la gente acudió en masa a los Bancos y Asociaciones de Ahorros y Préstamos para retirar su dinero y comprar dólares. La incertidumbre también tenía como causas las dificultades de abastecerse de materias primas y eventualmente la distribución de alimentos. A pesar de los llamados del gobierno a la calma, la gente confiaba en su instinto, lo que obligó al Ejecutivo a poner un impuesto del 50% a quienes sobrepasaran la cuota autorizada de compra de divisas, con lo cual esperan evitar la fuga de capitales. Sin embargo, Vuskovic pedía que se cerraran las fronteras.

El pánico e incertidumbre financiera eran producto de la crisis de confianza que provocaba -y como se demostró- el programa “socialista populista” de la Unidad Popular. Las expropiaciones de la industria y la banca, las formas de distribución, comercio y restricciones a la libertad económica y la libre empresa propuestos por Allende eran las causantes de esta reacción. Aunque la izquierda, a través de El Siglo culpó a la derecha y a los intentos de sabotaje de los EE.UU., que recomendó a sus bancos no renovar o retrasar los créditos, de “crear un clima artificial de caos, ahora en el campo económico” (08.09.1970).

Los días transcurrieron y el gobierno recababa información sobre lo que estaba sucediendo, hasta que el 23 de septiembre el ministro Zaldívar presentó un Informe Económico y Financiero en el que señaló que si bien hasta el 3 de septiembre, es decir el día previo a la elección, la economía chilena funcionaba con normalidad, a partir de esa fecha la situación económica se ha “visto alterada, poniendo en serio peligro los resultados esperados y anulando los efectos positivos de las políticas económicas que el Gobierno” de Frei había implementado (Política y Espíritu, nº318, diciembre 1970). Fue una verdadera bomba, pues al evidenciar que se alteraban los logros conseguidos, reconocía la presión por contar con liquidez, cuestión que había obligado al Banco Central a entregar al 17 de septiembre cerca de Eº780 millones de escudos, lo que equivalía a un 300% superior a la entrega mensual del primer semestre de ese año.

Se suspendieron las cuotas adicionales para viajar, se contrajo la demanda, las ventas cayeron, las empresas dejaron de pagar a los proveedores, las inversiones se detuvieron y aumentaron las deudas impagas, al tiempo que bajaron los ingresos recaudados por el fisco.

Zaldívar  concluyó su  informe afirmando que, de seguir este comportamiento, habría que aumentar la emisión monetaria “en cifras que desbordan todas las previsiones posibles”.

Si bien el discurso del ministro no puso paños fríos al ambiente de incertidumbre, dijo la verdad de lo que estaba ocurriendo, como acertadamente afirmó Pablo Baraona, quien endosó la responsabilidad a la falta de confianza que generaba la propuesta económica de Salvador Allende.

Era el cimiento de una bomba inflacionaria que acumularía fuerza y terminaría explotando en 1972 y 1973.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete