Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 3 marzo, 2021

Ángel Soto: El efecto Covid en el mercado laboral

Profesor Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Universidad de los Andes Ángel Soto

La pandemia fue una aceleración histórica que introdujo incertidumbres, cambios en la economía, prácticas laborales y sociales, obligando a todos a adaptarnos flexibilizando nuestras estructuras y procedimientos.

Ángel Soto Profesor Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Universidad de los Andes
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A un año del surgimiento de la pandemia, la crisis sanitaria se convirtió en una crisis de ocupación y de ingresos. Cifras de la OIT estiman que a nivel global durante el 2020 se perdieron cerca de 300 millones de puestos de trabajo a tiempo completo. Esto equivale a cuatro veces lo ocurrido con la crisis financiera mundial del 2009.

De quienes quedaron desempleados, el 71% equivale a salidas del mercado laboral por no poder trabajar debido a las distintas medidas que se tomaron para contener el Covid-19. Las mujeres fueron más afectadas que los hombres; su tasa de desocupación alcanzó el 5% versus el 3,9%. Mientras que los jóvenes se vieron afectados en un 8,7%, frente al 3,7% de los adultos.

En el caso de Chile, la misma fuente indica que junto a la caída del PIB entre el -4,5% y el -5,5%, la tasa de desocupación se sitúa en torno al 12,9% y más de 1 millón de trabajadores se encontraban registrados como “ocupados ausentes”, de los cuales el 70% esta acogido a suspensión de contratos.

Una conclusión preocupante del estudio presentado por la OIT es que esta desigual repercusión, sumada a los diferentes sectores y zonas geográficas, signifique que la recuperación tenga la forma de una “K”; es decir, que los más afectados se queden atrás, lo que aumentará la desigualdad. ¿Estamos tomando medidas para este escenario?

Un informe de Linkedln de comienzos de este 2021 muestra que algunos mercados están aumentando su contratación e hizo un listado de los trabajos cuya demanda esta creciendo. En primer lugar, todo lo relacionado con el comercio electrónico, especialmente conductores que hagan las entregas y profesionales que conozcan las operaciones logísticas, cadenas de suministro y tengan experiencia de atención a clientes. En segundo lugar, los expertos en mercados inmobiliarios, especialmente para brindar asesoría a quienes desean mudarse fuera de las ciudades. Mientras que el apoyo en el sector sanitario se ubica en el tercer lugar del aumento de demanda laboral. El mismo informe recomienda una serie de acciones que podrían ayudar a capturar estas oportunidades: cursos como Python para data science, analítica, diseño de programación y algoritmos, marketing digital y Six Sigma, son algunos de ellos.

Pero a este análisis se suman las recomendaciones del World Economic Forum respecto de las habilidades que están buscando los empleadores, quienes siguen enfatizando que son las “interpersonales” -también conocidas como “blandas”- las más necesarias. Ellas son: comunicación, resolución de problemas y, especialmente, pensamiento crítico. La capacidad de escuchar y transmitir correctamente un mensaje, captar el entorno social, saber usar el “lenguaje corporal digital” en el tono –por ejemplo- que adopta en sus email o mensajes de texto, son aspectos fundamentales a tener en cuenta. Asimismo, la capacidad de resolver un problema hoy equivale a identificar la tarea, dividir sus componentes e investigar como dar soluciones. Mientras que las habilidades analíticas tienen que ver con pensar críticamente, es decir desarrollar la habilidad de formular preguntas y resolver problemas en un contexto determinado a fin de buscar la verdad basado en evidencias. Esto –que puede parecer evidente- no es tan fácil, ya que implica desarrollar habilidades cognitivas como interpretación, análisis, evaluación, inferencia, explicación y autoregulación, lo que conforman una serie de hábitos en la forma de pensar (J. Meseguer. Pensamiento crítico una actitud).

Al tener a la vista esta información, y considerando el “regreso de vacaciones” (tanto laborales como de colegios y universidades) me fue imposible no preguntarme si en Chile, tanto las empresas como la educación en general están alineadas con este nuevo escenario. No hacerlo, generará más frustraciones, descontento y desigualdad. No se trata de diseñar planes detallados ni grandes manuales de instrucciones, sino que alinear de manera estratégica la dirección, acciones y decisiones de los grupos u organizaciones (R. Grant. Contemporary Strategy Analysis).

La pandemia fue una aceleración histórica que introdujo incertidumbres, cambios en la economía, prácticas laborales y sociales, obligando a todos a adaptarnos flexibilizando nuestras estructuras y procedimientos. El desafío, tanto en lo laboral como educacional, será responder a la urgente adaptabilidad, aplicando las tres “R”: mejorar la rentabilidad y reencauzar los recursos a la estrategia.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO