Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 24 junio, 2021

Andrés Montero: Control de daños y nueva Constitución

Ingeniero Comercial UCH, Master en Relaciones Internacionales, The Fletcher School of Law and Diplomacy. Andrés Montero

Como van las cosas y de no retornar la cordura a la discusión pública, Chile se enfrenta a tiempos más difíciles que los vividos bajo la Unidad Popular.

Andrés Montero Ingeniero Comercial UCH, Master en Relaciones Internacionales, The Fletcher School of Law and Diplomacy.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Chile hoy enfrenta diversos problemas y daños estructurales que ojalá los recién elegidos constituyentes consideren, a la hora de iniciar su noble tarea.

1- Educación: En Chile cada vez los estudiantes estudian menos y las exigencias académicas son indudablemente menores que antaño. Los alumnos son intocables y los profesores -ideologizados en su gran mayoría- han utilizado las aulas como vehículo de propaganda. No se enseña historia de Chile de manera objetiva y no se respeta en las aulas las tradiciones de nuestra Patria. Se destinaron millonarios recursos a la educación superior, descuidando la pre escolar, básica y media, que son las que se debieron potenciar. Se ha abandonado a las escuelas rurales, promoviendo la migración campo- ciudad. Se pretende castigar o desincentivar la educación privada, que indudablemente ha sido más eficiente que la estatal. Nuestra Universidad de Chile dejó de ser plural y hoy casi la mayoría de las facultades están capturadas por la izquierda dura. Ni hablar de la radio de la Universidad de Chile, que representa a lo más extremo de la izquierda chilena

2- Salud: Chile enfrenta un déficit importante de infraestructura hospitalaria y de personal suficiente, para atender los requerimientos de una sociedad cada vez más exigente. La autoridad política y los legisladores no han sido capaces de combinar adecuadamente las capacidades de la salud privada con la pública. Al igual que en la educación, los populistas pretenden demoler la salud privada, impidiendo así que lleguen nuevas inversiones a ese sector. Las autoridades de la salud son hostigadas de manera sistemática por un colegio médico políticamente teñido.

3- Agua: El uso del agua y los derechos de agua, se han transformado en una obsesión para diversos sectores ambientalistas. El agua sobra en Chile. Lo que falta es mejorar su conducción y distribución, como asimismo llevar adelante un plan de construcción de embalses en la cordillera. Hasta ahora diversos gobiernos no han sido capaces de concretar obras que podrían ser financiadas por el sector privado. Se insiste majaderamente con la falsedad de que los agricultores acumulan agua, en circunstancias que lo único que hacen es producir alimentos para toda la población y exportar excedentes a distintos mercados. Hay zonas específicas que requieren mayor intervención de la autoridad para que las comunidades no sufran de inseguridad en el suministro de este vital elemento. El agua esta ligada a la tierra, son una misma cosa. Adicionalmente, las multimillonarias obras de conducción han sido financiadas, construidas y administradas por el sector privado en los últimos cuatro siglos.

4- Seguridad: Nuestro país de manera acelerada se ha transformado en una nación insegura y peligrosa. Encerronas, asesinatos, asaltos a domicilios y comercio establecido, usurpaciones de casas, tomas de predios agrícolas, extorsiones en la Araucanía, narcotráfico en todo el territorio, inmigración ilegal, usurpaciones de borde costero, ataques a comisarías, municipalidades y edificios públicos. Quema de bosques, campos y edificios, destrucción de iglesias de distintos credos y creciente inseguridad cibernética.

5- Fuerzas Armadas: Los sucesivos gobiernos democráticos, desde el fin del gobierno militar a la fecha, han ido restando importancia a nuestras Fuerzas Armadas, persiguiendo de manera injusta a sus octogenarios oficiales, eliminando ceremonias de importancia histórica para la Patria, restringiendo su campo de acción a labores de apoyo a la comunidad, en desmedro de su rol de defensa de la soberanía. Se intenta incluso, exigir su marginación en roles relevantes como la defensa del orden institucional.

6- Carabineros de Chile: La institución que fuera orgullo de los chilenos, ha perdido relevancia y hoy juega un rol más simbólico. Se les ha quitado su capacidad operativa, se les ha culpado injustamente de reprimir, cuando la realidad es que los vándalos provocan y destruyen de manera impune.

7-Inmigración: Durante el gobierno de Bachelet, ingresaron a Chile más de 1 millón de inmigrantes ilegales, con la complicidad del gobierno y de mafias que engañaron a cientos de miles de personas. Nadie se atreve a mencionar que parte importante del estallido delictual se gesta por el exceso de personas muy necesitadas que llegaron a Chile. El Estado coludido con el sistema de Naciones Unidas y distintos organismos internacionales permitieron que la capacidad de prestación de servicios por parte del Estado colapsara. En el último tiempo la Corte Suprema ha optado por impedir la expulsión de ilegales, en contra de la necesaria obligación del Estado por mantener la seguridad interna. Mas de 30 ONG´s defienden a quienes quieren entrar a Chile incumpliendo normativas mínimas. Ciudades como Antofagasta, Iquique y también Santiago, se han repletado de campamentos en el cono urbano, situación que estuvo cerca de superarse en el pasado reciente. Varios políticos plantean que la vivienda sea un derecho, simultáneamente con justificar una inmigración infinita. Los países deben tener la posibilidad de definir sus propias políticas de inmigración, como es el caso de Canadá, Australia, Suiza, Estados Unidos y la mayoría de los países desarrollados, en que la política de puertas abiertas no existe.

8- Relaciones Exteriores: La pérdida de territorios y derechos sobre superficies marítimas, han sido la constante en nuestros últimos conflictos limítrofes. El último evento guarda relación con nuestra falta de prolijidad en el manejo de la pendiente situación con Argentina en nuestro espacio marítimo de proyección antártica. Ya antes sufrimos en el diferendo con Perú y aún está en definición el diferendo por límites con Argentina en Campos de Hielo. A Chile le ha faltado decisión, firmeza y continuidad de políticas.

9- Derecho de propiedad: La reforma agraria de Frei Montalva, Aylwin, Chonchol, Moreno y Allende no ha sido suficiente para que algunos políticos entiendan que el derecho de propiedad debe ser respetado. Usurpando la tierra de sus legítimos dueños, con el escudo del Estado, no hicieron más propietarios ni mejoraron la agricultura. 50 años después, algunos vuelven a la carga con la idea de robarle la tierra a sus dueños. El haber trabajado mucho y haber logrado hacer eficientes predios agrícolas, no es legítimo para quienes aspiran a usurpar lo ajeno. Las siniestras ambiciones van más allá. Aspiran a quedarse con los ahorros previsionales de quienes fueron ordenados, trabajaron y se prepararon para el futuro. El comunismo, de la mano del progresismo, reiteran su interés en desprestigiar el esfuerzo individual, el trabajo bien hecho y el derecho a generar riqueza.

10- Familia: Un hombre y una mujer, matrimonio, hijos, compromisos y derecho a educar a los hijos. Todos los elementos que han constituido por siglos la estructura de la sociedad son ahora atacados y objetados. Las mascotas asumen roles preferentes y formar familia pierde fuerza entre los jóvenes. El respeto por los padres y abuelos y el cuidado de estos por parte de sus hijos deja de ser una realidad. El egoísmo se apodera de la sociedad.

11- Crecimiento y desarrollo: Políticos de distintos sectores se esmeran en ofrecer bonos y beneficios a los más posibles. Pocos se ocupan de proyectar la economía al futuro y verificar su capacidad de respuesta para generar los recursos que permitan financiar el gasto fiscal. Todo parece poco para quienes demandan más del Estado. El crecimiento, único camino para alcanzar el desarrollo, es ignorado por varios candidatos. Al más puro estilo comunista, fracasado en todas partes, se pretende “igualar” a los ciudadanos, menospreciando la meritocracia.

Como van las cosas y de no retornar la cordura a la discusión pública, Chile se enfrenta a tiempos más difíciles que los vividos bajo la Unidad Popular. Un llamado a los constituyentes a leer un poco de historia y a reflexionar sobre los caminos viables y no ficticios, de cómo alcanzar el desarrollo. Un llamado también a la cordura a quienes tienen la oportunidad de estar desde la pantalla o desde un medio radial o escrito, para que no inciten a la violencia, a la demanda desmedida, al irrespeto a la autoridad policial y finalmente colaboren para desterrar el odio entre los chilenos, que tanto mal le ha hecho a nuestro país. La racionalidad debe imponerse de manera pacífica. De todos depende que retornemos a una verdadera normalidad.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO