Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 7 febrero, 2021

Alejandro San Francisco: 2021: Elecciones en América Latina

Profesor de la U. San Sebastián y la UC. Director de Formación del Instituto Res Publica. Director general de "Historia de Chile 1960-2010" (USS). Alejandro San Francisco

Los procesos electorales y la alternancia en el poder son prueba de persistencia de la democracia, aunque los problemas vigentes –deposición de gobernantes, resurgimiento de autoritarismo, clamores de nueva constitución y denuncias de corrupción– ilustran la existencia de riesgos que es necesario ponderar y enfrentar adecuadamente.

Alejandro San Francisco Profesor de la U. San Sebastián y la UC. Director de Formación del Instituto Res Publica. Director general de "Historia de Chile 1960-2010" (USS).
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Este 2021, casi como cada año, América Latina tendrá una serie de elecciones para definir sus próximos gobiernos. Esta tendencia comenzó, lentamente, tras los procesos de restauración democrática que se iniciaron hacia 1980 y culminaron en 1990 casi en todos los países de la región, con la excepción de la dictadura de Fidel Castro en Cuba. En las demás naciones, en cambio, los gobiernos civiles sucedieron a los regímenes militares y las democracias a los sistemas dictatoriales. Con ello renacieron los procesos electorales, la competencia política, la alternancia en el poder y una nueva etapa histórica en la vida del continente.

Los comienzos en la década de 1980 fueron de experimentación, problemas, desencantos y fracasos, que llevaron a muchos a temer que se produjera alguna “regresión autoritaria”. Los casos del Perú de Alan García y la Argentina de Raúl Alfonsín son paradigmáticas en el sentido de mostrar que la democracia –por sí misma– no significaba desarrollo y bienestar, y que el manejo económico serio era un requisito para el fortalecimiento del sistema. Sin embargo, las dificultades coexistían con la alegría y la esperanza. En la década de 1990 se produjo un doble proceso, que significó consolidar las democracias, pero también las economías de mercado, en un mundo donde los socialismos reales parecían haber llegado a su fin con la caída del Muro de Berlín y la extinción del régimensoviético y sus aliados. La primera década del nuevo siglo tuvo como gran novedad el establecimiento y consolidación del Socialismo del siglo XXI, nacido en la Venezuela de Hugo Chávez, pero que rápidamente se extendió hacia Bolivia y Ecuador, Brasil y Argentina, Perú y Uruguay, entre otros lugares donde penetraron las ideas bolivarianas, también agrupadas en el Foro de Sao Paulo.

En estos últimos años la situación política se ha mostrado más impredecible y las elecciones parecen ser más complejas en su desarrollo y resultados. Una de las características, claramente visible en el caso de Argentina, es la dificultad para dar continuidad a los proyectos políticos: Cristina Fernández entregó el mando a Mauricio Macri y este a Alberto Fernández, con Cristina como vicepresidenta. En Chile ocurrió algo similar: Michelle Bachelet entregó el gobierno a Sebastián Piñera el 2010 y este se lo devolvió cuatro años después a Bachelet, quien a su vez terminó el ciclo entregando el poder nuevamente a Piñera el 2018, para un segundo mandato. En otras palabras, gobernar es cada vez más difícil, y las promesas de campaña resultan más atractivas para los electores que el resultado efectivo de losgobiernos.

Este 2021 hay varios comicios programados, en un continente que ha estado afectado en el último año por el coronavirus, con numerosos contagiados y muertes; también ha sufrido las consecuencias económicas del problema, en un momento de permanentes problemas institucionales y políticos, como el auge del populismo, la caída de algunos gobierno y los escándalos de corrupción. En ese escenario se desarrollarán las elecciones presidenciales en diferentes países del continente.

Este domingo 7 de febrero comienzan los procesos, con los comicios de Ecuador. El panorama tiene aspectos novedosos, después de los gobiernos de Rafael Correa y su sucesor, Lenín Moreno. De difícil clasificación ideológica, Moreno se distanció de su mentor y enfrentó protestas sociales durante su mandato; se retira con bajo apoyo y no ha manifestado un respaldo particular hacia alguno de los 16 candidatos que disputan la Primera Magistratura. Quienes aparecen con mejores posibilidades, de acuerdo a algunas encuestas, son el correísta Andrés Arauz (Frente Unión por la Esperanza, UNES, que agrupa a Revolución Ciudadana y Centro Democrático) y Guillermo Lasso (socialcristiano, del Movimiento CREO, quien ya ha sido candidato presidencial y fue superado por Lenín Moreno en la segunda vuelta del 2017). En la elección triunfa quien obtiene el 50% de los votos o bien el 40% si supera por diez puntos al segundo; si ninguno tiene esos númerosos, habría segunda vuelta el próximo 11 de abril.

El mismo 11 de abril se realizarán las elecciones presidenciales en Perú, que ha tenido tres presidentes desde la última elección de 2016: Pedro Pablo Kuscynski, elegido en esa oportunidad; Martín Vizcarra, quien lo sucedió tras la renuncia de PPK; finalmente el actual gobernante, Francisco Sagasti, quien asumió tras la destitución de Vizcarra. Sin haber lista definitiva de candidatos, hay más de 15 personasen competencia, entre los que destacan excandidatos como Keiko Fujimori y Verónika Mendoza, el expresidente Ollanta Humala, además del economista liberal Hernando de Soto y quien aparece bien ubicado en las encuestas, George Forsyth. Un estudio de opinión reciente del CPI señala que el 30% de los peruanos no tienen claro por quién sufragará.

Chile, como sabemos, tendrá sus elecciones presidenciales el 21 de noviembre, pero el escenario político es mucho más complejo, por cuanto se encuentra viviendo un proceso constituyente (cuya elección de convencionales se realizará también el 11 de abril). En la centroderecha, para dar continuidad al gobierno de Sebastián Piñera, hay cinco precandidatos presidenciales, quienes disputarán la elección primaria de Chile Vamos: Joaquín Lavín (quien está mejor posicionado en las encuestas), Evelyn Matthei, Ignacio Briones, Mario Desbordes y Sebastián Sichel; por otra parte, José Antonio Kast iría como candidato hasta la primera vuelta. La centroizquierda –lo que correspondería a la antigua Concertación de Partidos por la Democracia– tiene cuatro precandidatos: la candidata de la expresidenta Bachelet, Paula Narváez (socialista), el PPD Heraldo Muñoz–probablemente ambos definirán en una primaria interna quién será el candidato del bloque socialista–, Ximena Rincón (Democracia Cristiana) y el radical Carlos Maldonado. Por último, la izquierda presentaría sus propios postulantes, destacando entre ellos el comunista Daniel Jadue, alcalde de Recoleta, aunque falta por confirmar la candidatura del Frente Amplio. El resultado, como en casi todos los comicios del continente, permanece abierto y dependerá en parte de los resultados en la elección de la Convención constituyente.

Adicionalmente, se puede mencionar las elecciones que habrá en dos naciones centroamericanas, Honduras y Nicaragua, en noviembre. Este último país ha estado en una difícil situación política, con un régimen dictatorial encabezado por Daniel Ortega, una de las últimas figuras de la Guerra Fría que todavía conserva relevancia política.

En cualquier caso, los mismos procesos electorales y la alternancia en el poder son prueba de persistencia de la democracia, aunque los problemas vigentes –deposición de gobernantes, resurgimiento de autoritarismo, clamores de nueva constitución y denuncias de corrupción– ilustran la existencia de riesgos que es necesario ponderar y enfrentar adecuadamente. De sus resultados dependerá no solo la consolidación de las democracias, sino la inclinación hacia la derecha o hacia la izquierda en el continente.

  1. Sergio Menares dice:

    Muchos confunden a la Democracia como la real solución de problemas, talvez porque los marxistas dicen que el comunismo los resolverá todos. (Lo que es una mentira del tamaño de un elefante). Entoncens por eso muchos creen que la Democracia les resolverá los problemas a un país. La verdad es que no resolverá ninguno pero permitirá resolver TODOS. La Democracia es como la prueba de admision a la Universidad. Aprobar la prueba no significa que la persona ya es un profesional; pero pasada esa barrera, el camino está libre para ser un profesional. Depende del esfuerzo de cada uno. De la dedicación. De la energia depositada. En la Democracia se pueden encontrar soluciones a todos los problemas por la Derecha, la Izquierda o el Centro. Los Totalitarios de la Derecha y los de la Izquierda no tienen cabida en una Democracia, son ´´anti-democraticos´´ , por eso una buena parte de la población ( la mayoria ?) considera que ellos deben estar excluídos del juego político en una Democracia, deben estar prohibidos en constituirse como partidos políticos. Todo esto por el bien y la protección de la Democracia. Todos sabemos que la Democracia es lo opuesto a Totalitarismo. Por eso alguien que se considere un demócrata consciente, será un ´´anti-totalitario´´. Los Pro´totalitaros y los ´´tontos útiles´´ de cada lado, son particularmente peligrosos también para las Democracias. Como saber si alguien es ´´pro-Totalitario´´? , apenas basta escuchar lo que tiene a decir u opinar sobre las dictaduras o regímenes anti-democraticos. Los pro-Totalitarios, usan la propia Democracia para corromperla, para destruirla, para modificarla. Ejemplo : Venezuela. Resolver los problemas de una Sociedad en una Democracia, no depende de la Democracia, sino que del gobierno, de los hombres o partido que gobiernan. Sabe qué es la Filosofia Socialista Democratica que reune lo mejor del Socialismo (Justicia Social) y lo mejor de la Democracia (Libertad y pluralismo) y es anti marxista como todo democrata es?.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO