Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 12 enero, 2021

Alejandro Martini: Temucuicui sigue intocable

Vice Presidente Multigremial de La Araucanía Alejandro Martini

Que un contingente policial de tal magnitud sea emboscado de esa manera, que haya tenido que recibir tan alto poder de fuego hasta que finalmente pudo salir de allí, evidencia que Temucuicui continúa siendo una comunidad en la que sus miembros creen estar por sobre la ley y el Estado de Derecho.

Alejandro Martini Vice Presidente Multigremial de La Araucanía
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A fines de diciembre del 2018 y en este mismo medio, me fue publicada una columna que titulé “Temucuicui, la intocable”. Han pasado dos años y la de hoy debo llamarla “Temucuicui sigue intocable”. Esto último, porque tras el operativo antidrogas del pasado jueves 7 de enero en aquel mismo sector rural de la comuna de Ercilla -el cual movilizó a casi 800 efectivos de la PDI, uno de ellos asesinado en el procedimiento y otros varios heridos de diversa consideración-, cuesta entender que los funcionarios policiales sufrieran esta dolorosa baja y tantos lesionados, y además que tuvieran que salir prácticamente expulsados, a punta de disparos, desde el mencionado lugar.

Que un contingente policial de tal magnitud sea emboscado de esa manera, que haya tenido que recibir tan alto poder de fuego hasta que finalmente pudo salir de allí, evidencia que Temucuicui continúa siendo una comunidad en la que sus miembros creen estar por sobre la ley y el Estado de Derecho. Mención aparte a la valentía de cada uno de los efectivos que acudió a este difícil operativo, porque ingresar a una comunidad a la que la propia PDI calificó como una organización criminal dedicada al narcotráfico y otros tantos delitos es altamente riesgoso, un peligro al que pocos se atreven.

Temucuicui es un problema que va más allá de la causa mapuche. Porque una cosa son las demandas de este pueblo indígena, pero otra muy distinta es que se use como fachada para cometer diversos ilícitos. La lista es extensa, mucho más amplia que sólo el tráfico de drogas: robo de vehículos, robo de animales, robo de madera, atentados, asesinatos, intentos frustrados de homicidio (como el ocurrido contra un equipo periodístico de TVN), múltiples amenazas, incontables agresiones (como a los voluntarios del Censo 2017, a quienes les impidieron el acceso), y un largo etc.

En cuanto al último operativo antidrogas, se informó del decomiso de 1.277 plantas de marihuana, 40 kilos de la droga procesada, poco más de 12 millones de pesos en efectivo, 7 armas de fuego (incluida una subametralladora UZI), 148 municiones, equipos de comunicación, entre otros elementos característicos usados por bandas que se dedican al narcotráfico. Aquí es oportuno recordar que uno de los líderes de Temucuicui, el werkén Jorge Huenchullán Cayul, fue condenado por la justicia hace un par de años, luego de que él mismo reconociera el delito por el cual fue juzgado (en su casa fue decomisada marihuana, avaluada en aproximadamente 140 millones de pesos, en abril del 2017). En agosto del 2018 hubo otra incautación de cannabis sativa, mientras que en noviembre de ese mismo año la Fiscalía detallaba tener información de otras 150 plantas en 2 invernaderos al interior de la misma comunidad.

Asimismo, es necesario recordar también que en el 2009, el anarquista Juan Cruz, que llegó a la Temucuicui a solidarizar con la “causa”, terminó asesinado en medio de una desproporcionada ingesta de alcohol en la casa de un comunero, coincidentemente familiar directo del werkén antes mencionado. Es más: durante la investigación por este crimen, se detalló que fue perpetrado por un disparo efectuado a escasos centímetros de la cabeza, lo cual indica que fue prácticamente una ejecución. En aquella oportunidad, la ex pareja de la víctima, de nombre Erika, consideró como muy baja la condena de 5 años contra Omar Huenchullán Cayul: “Es muy insuficiente. Condenan mucho más a personas por robar y él (Huenchullán), que quitó la vida de una persona que apoyaba la causa mapuche de manera noble, le dan un corto tiempo en la cárcel”, manifestó (Diario Austral, enero del 2010).

Volvamos al último operativo antidrogas. Según publicó La Tercera al día siguiente del procedimiento policial, éste se originó tras una investigación de varios meses entre la Fiscalía Regional y la PDI, la que incluyó interceptaciones telefónicas, previa autorización judicial, que permitieron dar con un sujeto identificado como M.O.M.M. (nombre en reserva por los investigadores y además está prófugo). Este individuo es miembro de la comunidad Temucuicui y las pesquisas arrojaron que era proveedor de marihuana. La PDI hizo un análisis del patrimonio de M.O.M.M., de acuerdo al mismo medio antes citado,  y resulta que esta persona tiene un predio en la Temucuicui, donde hay ocho casas destinadas a “habitación” y otras edificaciones que pueden ser consideradas como bodegas e invernaderos. Además, cuenta con nada menos que siete vehículos inscritos a su nombre, entre ellos dos camionetas, una avaluada en $15 millones y otra comprada en agosto en $19 millones. Nada mal para quien vive en una comunidad cuyos integrantes se consideran “de escasos recursos”.

En la columna sobre este mismo tema que me fue publicada aquí hace 2 años, señalé que “la Temucuicui es un cáncer al que se le ha dejado ramificar, este gobierno y los anteriores. Y si se ha expandido, es porque el diagnóstico ha sido el equivocado una y otra vez. Los doctores, en este caso el mundo político, son los grandes responsables del caótico clima que se vive en La Araucanía, principalmente aquellos que usan el bisturí con la mano izquierda”.

En esa misma oportunidad, añadí que “el Presidente Piñera no debería olvidar por qué ganó contundentemente, con casi un 63%, las últimas elecciones en La Araucanía. Los que hoy promueven y ejercen la violencia en la región, tomándose terrenos, cortando caminos y cometiendo atentados, no son parte de esos votantes. El darles “chipe libre” no los convencerá de que el diálogo es el mejor camino para encontrar soluciones; tampoco los calmará. Por el contrario, los aleona para seguir en lo mismo”. Y habiendo transcurrido 24 meses desde que publiqué aquella columna, las cosas en La Araucanía no han cambiado para mejor ni menos se puede ver con optimismo el futuro; por el contrario, el escenario es cada vez más oscuro y desalentador, porque si en estos últimos 2 años este gobierno no fue capaz de frenar la violencia, significa entonces que ya no lo hará. Y como no hará nada al respecto, las organizaciones criminales como la Temucuicui, o grupos terroristas como la CAM, seguirán cometiendo diversos delitos impunemente, sus métodos se irán perfeccionando aún más, la violencia seguirá escalando y el negocio será más lucrativo, hasta que, cuando ya sea demasiado tarde, nos demos cuenta que la región está en manos de peligrosas bandas delictuales, la justicia y la política corrompida por el narcotráfico (de eso ya hay sospechas) y la autodefensa será la única manera de hacer frente a la inseguridad que se vive en algunas zonas de La Araucanía, cuyos habitantes, me atrevo a afirmar que de manera mayoritaria, solamente quieren vivir en paz.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO