Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de julio, 2019

Alejandro Alarcón: Qué tipo de sociedad queremos para Chile

Economista Alejandro Alarcón

Lo que yo veo son cada vez más familias que quieren dejar atrás la pobreza, quieren progreso para sus hijos, creen en el esfuerzo y en el mérito y no están disponibles para que se les impongan dictum de pobreza para todos.

Alejandro Alarcón Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Recientemente, con motivo de mi última visita a Estados Unidos, fui invitado a un debate con colegas y empresarios sobre las bases del progreso, la estabilidad de la sociedad y la derrota de la pobreza en distintos países.

El análisis transcurrió por la revisión de cifras sobre crecimiento, estabilidad política y económica e impacto en la disminución de la pobreza en distintas latitudes. Yo indiqué casi con orgullo que en los últimos años la pobreza había disminuido significativamente en Chile, y que sin duda esto estaba explicado en gran parte por el crecimiento acumulado en los últimos 30 años, el cual, de acuerdo a varios reportes y cifras comparables internacionales, era el mayor de todos los países latinoamericanos.

Sin embargo, fui sorprendido por un colega español que, premunido con una larga entrevista realizada a la diputada del Partido Comunista Camila Vallejo, me indicó que la parlamentaria le restaba importancia a la disminución de la pobreza, desde un 45% de la población a un 15%, caracterizándolo como un fracaso, porque si bien resultaba efectivo que la pobreza había disminuido en torno a esos guarismos, la desigualdad se había incrementado. Frente a eso, atónita la periodista le pregunta qué era más importante, reducir la pobreza o reducir la desigualdad; la diputada contestó que esto último, y que “los chilenos deben ser más pobres, para que no exista desigualdad”.

Me quedé pensando si en Chile los amplios segmentos de la clase media luchadora están de acuerdo con esas ideas. Aunque falta mucho para una futura definición presidencial, me atrevo a pensar que nuestra sociedad no suscribe ese tipo de pensamiento. Lo que yo veo son cada vez más familias que quieren dejar atrás la pobreza, quieren progreso para sus hijos, creen en el esfuerzo y en el mérito y no están disponibles para que se les impongan dictum de pobreza para todos. Más todavía pienso que, en democracia, esas ideas no cuentan con el favor de la mayoría, y es solo en dictadura donde es posible imponer modelos, donde se condene a la gente a través del estómago o para encontrar trabajo al poder del Estado y a la falta de libertad.

De vuelta en Chile me encontré con el reporte de la expresidenta Bachelet a la ONU, donde advierte de graves violaciones a los derechos humanos en Venezuela, y sobre los asesinatos de opositores en esa dictadura. El único partido que contradijo a la exmandataria fue el comunista.

¿Qué queremos para Chile? ¿Libertad, progreso y ciertamente mayor reducción de la pobreza? ¿O seguirán sectores de nuestra sociedad prefiriendo que seamos todos iguales, aún a costa de un dictador? No es lo que la sociedad eligió en los últimos 200 años, sobre todo en el llamado mundo occidental. Tengo la entrevista completa y disponible, para cualquier lector que la quiera revisar.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: