Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de junio, 2020

Alejandro Alarcón: La propuesta para mitigar los efectos de la pandemia

Economista Alejandro Alarcón

Este plan no contempla reasignaciones de gasto fiscal ni eliminación de partidas fiscales en discusión, como contenía el plan inicial del ministro de Hacienda. Es decir, esos gastos corrientes públicos se mantendrían inalterados. El uso de ahorro (fondos de estabilización) y la deuda pública adicional simplemente significará la expansión del tamaño del Estado.

Alejandro Alarcón Economista

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En los  momentos que escribo, el ministro de Hacienda presenta al Presidente de la República una propuesta preparada por un grupo transversal de economistas para coronar el diálogo entre el gobierno y la oposición. Este fue convocado por el primer mandatario hace unas dos semanas y busca, en un ámbito de unidad,  implementar una propuesta para mitigar los efectos de la pandemia.

No puedo dejar de mencionar que el 15 de noviembre pasado, ante otra convocatoria presidencial, hubo un acuerdo por la paz y el resultado concreto fue el llamado de fuerzas políticas transversales a un plebiscito que consultara al país sobre una nueva Constitución. Ciertamente, en las semanas que siguieron no hubo paz y el proceso constituyente en curso pareció aproximarse a uno gobernado por la calle y la violencia.

En eso estábamos cuando apareció la pandemia en el país y la violencia de la extrema izquierda se detuvo. Las prioridades cambiaron porque efectivamente la enfermedad se convirtió en una fuente de contagio y muerte, y las medidas de cierre para enfrentarla dañaron profundamente la estructura de la economía, con dramáticas caídas en la actividad y aumentos del desempleo. Vino entonces el impacto sobre los más débiles de la sociedad. La propuesta para ayudar a aquellos parece razonable, porque fortalece muchas de las medidas de protección al empleo y complementa los ingresos familiares de quienes están en el mercado laboral informal y no pueden recurrir al subsidio de cesantía que ha impulsado el gobierno, desde el comienzo de la crisis. También se encuentran medidas que fortalecen la liquidez de las empresas, que, de lo contrario, no podrían sostener su funcionamiento. Pero, asimismo, este plan busca concentrarse en la reactivación de la economía.

La propuesta necesita unos 12 mil millones de dólares extrapresupuestarios, los que se constituirían en un fondo ad-hoc a estos efectos. Aquí comienzan algunas dudas.

El plan es 2.000 millones de dólares superior al que a comienzos de semana propuso el ministro de Hacienda, y busca ser financiado con ahorros pasados, un fondo de estabilización. En términos gruesos, es un 5% como porcentaje del PIB, o sea unos 12 mil millones de dólares aproximadamente. Pero también sería financiado con la emisión de deuda pública, lo que la llevaría desde un 28% como proporción del PIB de 2019 a un 43% como proporción del año 2022. O sea es un plan aproximado de 24 meses.

Este plan no contempla reasignaciones de gasto fiscal ni eliminación de partidas fiscales en discusión, como contenía el plan inicial del ministro de Hacienda. Es decir, esos gastos corrientes públicos se mantendrían inalterados. El uso de ahorro (fondos de estabilización) y la deuda pública adicional simplemente significará la expansión del tamaño del Estado.

Por otra parte, hay una diferencia fundamental con la propuesta de Hacienda en lo que respecta a los recursos para una reactivación. El gobierno quiere que esos recursos se apliquen desde este año. La propuesta de los economistas convocados queda sujeta a que las condiciones sanitarias así lo permitan.

Este 2020, tanto el aumento del déficit público –que llegaría a un crecimiento de 10%- como el incremento de la utilización de deuda pública para financiar ese déficit en los próximos 3 años tendrán efecto en la apreciación del riesgo país (premio por riesgo) y en el interés de inversionistas financieros internacionales (accesibilidad) de seguir trayendo recursos de capitales al país, que contribuyen a financiar la inversión y el crecimiento. En definitiva, será el bienestar de las familias chilenas y particularmente los más pobres los más afectados. Los recursos internacionales disminuirán y las tasas de interés serán más altas.

Así también, aparece la presidenta del Colegio Médico como una de quienes contribuyeron a estructurar este plan de mitigación de la pandemia. Ella convocó a un grupo de economistas, que formularon una propuesta anterior a estos efectos, y algunos de ellos fueron convocados recientemente por el gobierno para el plan que se discutirá en el parlamento, lo que revela el interés político que ella tiene para una carrera presidencial, que la perfile como una persona solidaria y moderada.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete