Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 02 de diciembre, 2019

Alejandro Alarcón: La infraestructura crítica y el proyecto de ley de resguardo de las FF.AA.

Economista Alejandro Alarcón

Los estándares internacionales, principalmente en Europa, donde han sufrido el terrorismo por décadas, han definido reglas de enfrentamiento muy claras. Se trata de protocolos que restringen seriamente la posibilidad de abusos y destrucción. En definitiva, disuaden con eficacia cualquier intento en esta materia.

Alejandro Alarcón Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Escribo después de una noche de horror, de saqueos, robos e incendios de propiedad pública y privada en varias ciudades del país que sucedió, una vez más, después de un paro general convocado por la Unidad Social, entidad de extrema izquierda y fachada política del PC más el FA.

Me surgen serias dudas de que estos sectores de extrema izquierda tienen como objetivo último mantener la violencia para seguir abusando y humillando a pequeños empresarios con la destrucción de años de esfuerzo, de su patrimonio, estimular la violenta desaceleración de la economía, hacer desaparecer a los clientes que no tienen dónde comprar, que han visto mermados sus ingresos y que están cada vez mas asustados. En definitiva, así, en nuestro país colapsará la democracia.

Sin duda, el orden público y el estado de derecho han sido pisoteados y, como escuché decir al vicepresidente de la CUT en TV días atrás, “nos comimos 30 años de esta democracia y ahora ustedes se han tenido que comer nuestro movimiento por 40 días”, en una clara y odiosa alusión a lo que esos grupos extremos hacen como una venganza hacia sus oponentes, la gran mayoría del país.

La clave, entonces, es parar la violencia, lo que el extremismo niega, pero cada vez menos gente les cree, incluyendo líderes de la oposición democrática. La pacificación requiere reglas eficaces contra la violencia, y yo las clasifico en orden público y defensa de la infraestructura crítica del país.

Como no soy un experto en orden público, aunque sufro por él desde hace 40 días, voy a dar algunos criterios y razones para aprobar a la brevedad ese proyecto de ley que busca que las FF.AA. resguarden la infraestructura critica del país.

Uno de los problemas mayores que enfrentaremos pronto es la desaceleración y probable recesión de nuestra economía y su impacto poderoso en el desempleo. Los servicios básicos, como luz, agua, telecomunicaciones y servicios de distribución de alimentos y provisiones (supermercados), no solo son importantes para los ciudadanos, sino que también representan la columna vertebral del funcionamiento de las empresas en Chile, por tanto, deben ser protegidos de cualquier intento terrorista para destruirlos.

Debo agregar la infraestructura de carreteras, los puertos y aeropuertos y ciertamente el transporte por aquellas, incluyendo el Metro de Santiago y Valparaíso. Si las anteriores obras eran la columna vertebral, estas son el flujo sanguíneo que debe circular para que personas y empresas ganen su sustento y, en definitiva, aumenten la producciónlos servicios y sus ingresos, claves para que vuelvan a consumir. Sin la columna vertebral y el flujo sanguíneo, la economía chilena no podrá reactivarse, el desempleo aumentará y por ende, todos seremos más pobres.

Los estándares internacionales, principalmente en Europa, donde han sufrido el terrorismo por décadas, han definido reglas de enfrentamiento muy claras. Se trata de protocolos que restringen seriamente la posibilidad de abusos y destrucción. En definitiva, disuaden con eficacia cualquier intento en esta materia.

La oposición democrática se ha dividido, principalmente por la desconfianza de poner en acción a militares. Sin embargo, aquella más ilustrada, que conoce bien los estándares internacionales en la materia, mira con interés esta iniciativa. Si el Parlamento concluye que este proyecto no solo concurrirá a establecer la recuperación pronta de la economía, también habrá dado un paso significativo para aislar la violencia y evitará que los grupos extremos hagan aún más daño al país, como lo han hecho hasta ahora.

En definitiva, este proyecto contribuirá en forma sustancial a salvar nuestra democracia.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: