Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 31 de diciembre, 2018

Alejandro Alarcón: La desaceleración de la economía global

Economista Alejandro Alarcón

Los tsunamis son de triste recuerdo para Chile. Sobre todo los que ocurrieron después de los terremotos de 1960 y 2010, debido a su carácter sorpresivo e inadvertidos por las autoridades de las respectivas épocas. También existen tsunamis financieros, donde podemos ver las olas desde lejos y donde es clave que las autoridades puedan advertir con anticipación sus efectos para mitigarlos cuando se desencadenen.

Alejandro Alarcón Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Una serie de hechos están apuntando a que la economía mundial observará una desaceleración durante 2019, la cual marcaría un PIB mundial cercano al 3% para el próximo año. Esto, luego que durante 2018 el PIB mundial se acercara a 3,5%, lo cual se ajustó desde una cifra cercana al 4%, una trayectoria que la profesión y organismos multinacionales e internacionales predijeron hace un año. Constatamos entonces que la desaceleración de la economía mundial ya está en curso y con una trayectoria a la baja, que continuará durante 2019 y que podría terminar con una recesión durante 2020.

Esto también remarca el largo ciclo expansivo, de diez años, que ha tenido Estados Unidos, la economía más grande del planeta y un quinto de la economía mundial, el cual se inició prácticamente después de la caída de Lehman Brothers en septiembre de 2008 y el Bull Market de nueve años que caracterizó la actividad bursátil de Nueva York durante ese período. Los ciclos económicos y financieros tienen principio, pero también tienen fin, y claramente nos acercamos al final de éste. Estados Unidos crecerá cerca del 2% el 2019 y el 2020, 1% o menos.

Pero hay razones adicionales. El enfriamiento de las economías de Europa y China han tenido como ingrediente principal el impacto de la guerra comercial iniciada por Trump a comienzos de este año, donde Alemania parece ser el país europeo más afectado por el volumen de exportaciones a China. Se suman los problemas de ajuste fiscal de Italia, que se niega a aceptar esa realidad y ha enfrentado por tanto una severa salida de capitales foráneos que darán lugar  pronto a una recesión allí, y Francia, que también se acerca a una desaceleración y ha detenido su proceso de ajuste fiscal. Gran Bretaña podría enfrentar una dura salida por el Brexit (tema del que hemos escrito en este mismo espacio) y encaminarse asimismo a una recesión.

Parte de la incertidumbre se despejará en enero del 2019 cuando conozcamos el avance de las negociaciones entre China y Estados Unidos y la votación sobre la propuesta de salida de la Unión Europea de la Primera Ministra Theresa May al parlamento británico. Ahí tendremos más claridad respecto de la trayectoria de la desaceleración global, su velocidad y su impacto.

En Chile las autoridades deberán estar muy alerta. Mi experiencia es enfrentar con un fisco ajustado, porque los capitales foráneos serán más exigentes para financiar a países emergentes y, por cierto, más escasos. Sin ahorro externo no podremos financiar inversión adicional que necesitamos para crecer. También las pymes deberán ser objeto de atención, por cuanto son las empresas más débiles para enfrentar este tipo de fenómenos y por el mayor riesgo financiero les cuesta mas acceder al crédito, en estas circunstancias.

FOTO: PABLO ROJAS MADARIAGA/AGENCIAUNO

 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: