Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 2 noviembre, 2020

Alejandro Alarcón: El futuro de Chile

Economista Alejandro Alarcón

El próximo ciclo político ofrecerá la oportunidad a las distintas tendencias políticas de expresar claramente a la sociedad qué pueden construir y será aquella quien decida cuál le conviene más.

Alejandro Alarcón Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El resultado del plebiscito del 25 de octubre marca sin duda un antes y un después en la vida institucional del país. Se trata de un aplastante triunfo del Apruebo. Hay varias reflexiones que hacer y conclusiones que sacar, como que la gente transversalmente quiere cambios en la Carta Fundamental o que una vez que se elijan los constituyentes podremos apreciar la orientación de aquellos cambios.

La intervención de los aptos para votar arrojó una participación muy baja, cerca del 50%, parecida a la de la última elección para presidente. Es bueno recordar que sectores de izquierda ningunearon ese resultado el 2017.

También es claro que la participación en las comunas más pobres del país fue mayor, avisando con ello sobre las expectativas que generó el mensaje del Apruebo, del que se tendrán que hacer cargo los mensajeros de esa opción. Mucha gente ligada y promotora del Apruebo habla ahora de que se deben ajustar las expectativas inflamadas. Incluyo desde luego al 40% de la derecha que votó Apruebo, de acuerdo a cálculos construidos por especialistas y por mí mismo.

Los otros factores son cerca de un millón y medio de jóvenes que votaron por primera vez, el efecto millennials, versus 3/4 de millón de personas de la tercera edad, que simplemente no se arriesgaron para concurrir en presencia de la pandemia.

Pero lo más contundente, incluso más que el resultado final, que se preveía, fue el llamado voto mixto, reflejando el desprecio por los políticos y por los parlamentarios, en  concordancia con diversos estudios de opinión que los sitúan con alrededor de 3% de apoyo.

Así, en la semana que terminó, los temas económicos perdieron relevancia frente a los temas políticos, especialmente aquellos llamados populistas,  que van desde la oferta de días feriados, hasta una nueva ronda de posibilidad de retirar ahorros previsionales. Esta vez, cerca de 4 millones de cotizantes -casi la mitad de ellos- habrán agotado sus ahorros, con lo que en el futuro serán el estado y los futuros contribuyentes quienes tendrán que hacerse cargo de las pensiones de los ancianos. Es más consumo hoy por menos consumo cuando seas viejo, y ahí vemos lo que hacemos. Amplios sectores parlamentarios de derecha e izquierda están contribuyendo a dar más incertidumbre al país; solo los anima el populismo para defender su puesto en futuras elecciones.

La crisis política, económica y social que enfrenta nuestro país continúa, y las restricciones mínimas que se deben cumplir para superarla no se están tomando en cuenta. Veremos que, a la hora de presentar programas, todos los que enfrentarán elecciones el próximo año continuarán con su festival de ofertas populistas y demagogia. Es de esperar que el pueblo despierte y los castigue, además de pasarles la cuenta pendiente por callar frente a la violencia.

El futuro de nuestra República depende crucialmente  de que no continúe el ejercicio persistente de la violencia como método para ejercer influencia político. Es inaceptable, que una minoría violenta genere miedo y no solo eso, sino que también produzca una mayoría silenciosa  que teme expresar sus ideas y aprensiones, quedándole solo el voto secreto e informado una vez que se cuenten los sufragios, para expresar su descontento. Es típico que en sociedades totalitarias, no democráticas, se una a los métodos represivos y a la violencia la imposición de sistemas políticos que impiden el ejercicio de la libre expresión y ciertamente la violación de los derechos humanos. En definitiva, la democracia representativa se extingue.

En el plano económico, en pro de la justicia y equidad se construyen sistemas económicos que fracasan, agrandan al estado a proporciones elefantiásicas y generan déficit públicos que hacen imposible financiar en forma permanente la deuda pública. Además, tienden a inhibir la iniciativa privada conculcando en los casos extremos la propiedad privada.

Al término de la actual administración de Piñera completaremos 8 años de bajísimo crecimiento, acompañado de crecimiento negativo de la inversión, enormes segmentos de la población sin trabajo, y en definitiva más pobreza. Es verdad que la pandemia de ocho meses que arrastramos ha profundizado dramáticamente esa tendencia, pero ella se viene perpetuando prácticamente por 8 años.

Por lo tanto, el próximo ciclo político ofrecerá la oportunidad a las distintas tendencias políticas de expresar claramente a la sociedad qué pueden construir y será aquella quien decida cuál le conviene más; así funciona la democracia. En ese sentido, si bien el resultado del plebiscito será clave para el desarrollo de un determinado tipo de sociedad, las elecciones de Presidente y parlamentarios del próximo año tendrán una gravitación fundamental para el futuro de Chile. Las interpretaciones del resultado del plebiscito ocupan un espacio breve si lo comparamos con la lucha por el poder que se instalará en Chile en las próximas semanas. Ahí, la capacidad de constituir coaliciones homogéneas en torno a proyectos comunes marcarán el futuro del éxito electoral de aquellas.

Además estas elecciones generales de 2021 y los que resulten electos concurrirán a sus cargos en 2022 bajo las reglas de la actual constitución, por lo que el proceso constituyente entrará rápidamente en colisión con esas autoridades legítimamente electas.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO