Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 27 de enero, 2020

Alejandro Alarcón: Crecimiento económico en el futuro próximo

Economista Alejandro Alarcón

La revisión de las últimas cifras disponibles para el cálculo del IMACEC de diciembre me llevan a calcular un indicador de actividad mejorado respecto de lo que vivimos en octubre y noviembre, y a una reflexión sobre la resiliencia de nuestra economía. Creo que mostrará una caída del 1% durante diciembre, lo que podría quebrar la inercia hacia el primer trimestre para que continuara una trayectoria de caídas consecutivas y por ende recesión. Es decir, un rayo de optimismo para el atribulado país que nos toca vivir.

Alejandro Alarcón Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace tres meses la economía chilena observa una de las mayores convulsiones de los últimos 30 años, equivalente en cierta medida a los desastres naturales ocurridos a comienzos del año 2010, pero con una diferencia fundamental: su origen es producto de la acción de una parte de la población que a través de la acción violenta, las quemas y los robos han producido un severo daño al patrimonio público y privado de millones de chilenos.

También han dañado el funcionamiento de la economía, han generado niveles de incertidumbre mayores y han provocado reacciones de los agentes económicos más importantes en la estructura de la demanda agregada. Esto es, han afectado la trayectoria de crecimiento del consumo y de la inversión, y por ende han detenido el crecimiento de la economía en lo que se refiere al ciclo -el corto plazo- y comprometido el crecimiento de mediano y largo plazo en cuanto al producto tendencial.

Desde octubre 2019, la economía comenzó a encogerse: cayó un 3,4%; luego, en noviembre, cayó un 3,3%, y la primera semana de febrero conoceremos cuánto se encogió durante diciembre de 2019. El desempleo todavía está en niveles similares a los que mostraba antes del inicio de la crisis, un 7%, pero sabemos que los rezagos propios del mercado laboral y la estacionalidad propia de esta época del año lo han mantenido y aún no recoge el impacto de la caída en la actividad producida por la crisis.

La revisión de las últimas cifras disponibles, la data, para el cálculo del IMACEC de diciembre me llevan a calcular un indicador de actividad mejorado respecto de lo que vivimos en octubre y noviembre, y a una reflexión sobre la resiliencia de nuestra economía. Creo que mostrará una caída del 1% durante diciembre, lo que podría quebrar la inercia hacia el primer trimestre para que continuara una trayectoria de caídas consecutivas y por ende recesión. Es decir, un rayo de optimismo para el atribulado país que nos toca vivir.

Me ha tocado participar en varios procesos de reestructuración de empresas medianas que buscan desesperadamente sobrevivir a la caída de sus ingresos y, de esta manera, acotar los despidos. Esto no se puede extender en un escenario de continua caída de la actividad. Como he advertido en variados análisis, la causa última del encogimiento de la economía, los despidos, el miedo y la furia oculta de millones de chilenos es la violencia de grupos minoritarios que afectan a millones, sin organización, que observan impotentes el derrumbe del estado de derecho y de la democracia.

En particular, solo la destrucción del Metro cortó la cadena para que millones de trabajadores no pudieran concurrir, o lo hicieran en forma parcial, a sus trabajos, y los clientes no pudieran dirigirse a comprar, porque además del temor de quedar atrapados por la violencia, antes de gastar, lo pensaban dos veces por miedo a perder la pega o simplemente porque habían sido desvinculados por “necesidad de la empresa”.

El impacto en la inversión es más complejo porque tiene efectos en el crecimiento de mediano y largo plazo, por tanto afectará a varios periodos en el futuro, donde habrá menos demanda de trabajo de calidad, aquel con mejores remuneraciones reales.

Con estos antecedentes, el crecimiento del PIB correspondiente a 2019 será 1%, el de 2020 estaría en una cifra parecida e incluso menor, y el producto tendencial se acercaría a un 2%. Es decir, un largo camino para volver a crecer cerca del 4%.

Me he enterado que varias “organizaciones sociales” planean paralizar el país a contar del 8 de marzo para que el actual Presidente de la República renuncie. Yo les digo: no lo hagan, tenemos la oportunidad nuevamente de recuperarnos lentamente, de retornar dificultosamente el crecimiento, para el bienestar de millones de  familias chilenas pobres y de clase media luchadora. La violencia tiene que parar.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete