Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 30 de agosto, 2018

Alberto Mayol: ¿Son los impuestos realmente resistidos por los liberales?

Sociólogo, académico de la Universidad de Santiago Alberto Mayol

Parece ser que los liberales no tienen un enorme odio a los impuestos. Lo que pasa es que les parece que la recaudación debe provenir de impuestos que se descuenten lo más masivamente posible, evitándose la idea de que pocos ricos financian muchos pobres.

Alberto Mayol Sociólogo, académico de la Universidad de Santiago
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El proyecto de sala cuna universal parece ser un caballo de batalla fundamental del gobierno del Presidente Piñera a la hora de avanzar a su mes clave. Y es que en septiembre, según ha diseñado este gobierno, se juega el éxito del período. Se dará paso allí al esfuerzo de reformas que apuntan a generar un segundo año exitoso para el Mandatario. El diseño es bastante convencional, ya que en un mandato de cuatro años, el segundo es esencial; se trata del único que no está marcado por las presiones electorales, ya sea las recientes del triunfo y construcción de gobierno (primera año), como las de presiones por estructurar la campaña electoral siguiente (segundo semestre del tercero y cuarto). Lo cierto es que, dentro de este diseño, el proyecto de sala cuna cumple dos roles: mejorar la empleabilidad y conectar con el mundo femenino.

 

La presentación del proyecto, expresamente ‘con apuro’, resalta que se otorgará una subvención máxima de $245.000 por niño para matrícula y mensualidad. El financiamiento proviene de un Fondo Solidario Universal del 0,1% del sueldo de todos los trabajadores y sólo tendrán derecho a él quienes estén con sus cotizaciones al día. La idea de derechos condicionados es algo que gusta en este gobierno y con esta condición se deja muy satisfechas a las AFP. El 0,1 extra es en realidad un nuevo impuesto, que va con cargo al empleador. Sin embargo, es interesante mencionar que cuando Michelle Bachelet propuso cotizaciones con cargo al empleador, la respuesta de quienes defienden el modelo neoliberal en Chile fue que en realidad es igual el cargo al trabajador que al empleador y que un aumento en cualquiera de ellos supone una lesión del empleo.

 

¿Por qué este mecanismo tan sui generis? No hay mucha diferencia en haber agregado en porcentaje al impuesto de alcoholes en favor de los jardines infantiles, o al impuesto al combustible. Usar la recaudación de las pensiones (que son privadas) para recaudar un dinero utilizable para salas cuna es algo curioso, al menos ciertamente alejado de la lógica aristotélica o de la teoría de conjuntos. Lo normal es que los impuestos se cobran por IVA o por renta, ambos suman más del 80% del total de recaudación.

 

Este invento es curioso. Quizás la razón de tanta creatividad radica en la mala conciencia liberal. En general, el discurso del liberalismo económico considera que los impuestos son una forma ineficiente de asignar recursos en favor de financiar derechos sociales o necesidades. Los aceptan, por supuesto, más bien en la lógica de la tolerancia y la necesidad que en la lógica de la convicción. Sin embargo, Sebastián Piñera -en su primer mandato- en la práctica aumentó el IVA (debía bajar un punto y se mantuvo), realizó una reforma tributaria para aumentar la recaudación y ahora genera este nuevo impuesto muy curioso y además sugiere una ‘modernización tributaria’, huyendo del concepto de reforma, pero que no es más que una reforma que… aumenta la recaudación.

 

El punto parece ser que los liberales no tienen un enorme odio a los impuestos. Lo que pasa es que les parece que la recaudación debe provenir de impuestos que se descuenten lo más masivamente posible, evitándose la idea de que pocos ricos financian muchos pobres. Si bien este discurso intenta evitar (supuestamente) la perspectiva de clase, la verdad es que es completamente una reproducción de ella. Se sugiere entonces evitar impuestos a la riqueza y promover impuestos que carguen igualmente a todos los ciudadanos. Así opera el predominio del IVA por sobre el impuesto a la renta o la idea de integración de los impuestos, promovida por Piñera ahora mismo, que permite a los empresarios eximirse de impuestos personales en razón de ‘haber ya pagado’ mediante la empresa.

 

El liberalismo acusa a Marx de una perspectiva de clase en su teoría y su discurso político. Pero suele mostrar una perspectiva de clase (aunque claro, es de otra clase a la de Marx) en su teoría. Por cierto, ha hecho bien de operarse de esa perspectiva en el discurso. Sólo el obtuso del General Pinochet pronunció esa verdad: “Hay que cuidar a los ricos”. Pero al Presidente Piñera le basta con pensar que tiene que tener algún autocuidado para empatizar con esa perspectiva.

 

 

FOTO :PABLO OVALLE ISASMENDI/ AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete