Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 6 junio, 2021

Alberto López-Hermida: La cereza del pastel

Director Escuela de Periodismo Universidad Finis Terrae Alberto López-Hermida

El actual gobierno de Chile desconoce, por enésima vez, el hecho de que no se puede gobernar bien si se comunica mal.

Alberto López-Hermida Director Escuela de Periodismo Universidad Finis Terrae
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Mucho se ha escrito sobre los errores comunicacionales de este, el segundo gobierno de Sebastián Piñera, pero la contingencia obliga a hacerlo una vez más y, lamentablemente, quizás no sea la última.

Y es que el Presidente parece permanentemente llegar al límite de lo posible a este respecto, pero él mismo, semana tras semana, se encarga de demostrar que siempre se puede hacer un poco peor.

La última cuenta pública de su gobierno era la oportunidad perfecta para hacer anuncios poderosos en lo social, establecer puentes sólidos con la oposición, reconstruir a un oficialismo golpeado electoral y políticamente, y, en definitiva, instalar una narrativa final para sus últimos meses de gobierno y así intentar redefinir su tan anhelado “legado”. Pero nada de eso ocurrió… largos pasajes de historia de Chile, un puñado de anuncios interesantes pero que no han sido acompañados de hechos concretos y un perdón a medias que, tal como las ayudas, parece haber llegado demasiado tarde. Todo un pastel discursivo coronado con la cereza del anuncio de otorgarle urgencia al llamado “matrimonio igualitario”.

Más allá de la postura que se tenga respecto a esto último, es evidente que es un asunto que debe ser abordado con seriedad por las autoridades para hacerse cargo de una realidad muy potente y frente a la cual un buen porcentaje de la sociedad ha cambiado su posición en pocos años. Tan innegable como aquello es el hecho de que el momento y el modo en el que la medida fue comunicada fue una nueva demostración de los mayores defectos del Presidente.

En comunicación política todo mensaje es estratégico y tiene un destinatario (explícito y/o implícito). Respecto a la estrategia, el momento de decidirse a incluir dicho anuncio ya genera dudas importantes. La inmensa mayoría de ministros y subsecretarios no tenían ni idea, incluso el “ojo que todo lo ve” de Cristián Larroulet aparentemente desconocía el asunto, tal como ocurrió con los presidentes de los partidos de la coalición. Además, la versión del discurso enviada con embargo a los medios de comunicación horas antes no incluía nada a este respecto. Frente a esto, hay dos opciones: o el Presidente de verdad tuvo una ocurrencia de último minuto y volvió a caer rendido frente a su atolondramiento endémico, pasando a llevar a su equipo y sus aliados o, de lo contrario, siempre pensó en decirlo, pero prefirió ocultarlo a los suyos y a los medios, sabiendo el efecto que esto tendría. Ambas opciones, son, por lo menos, preocupantes.

Por otro lado, el destinatario del mensaje es aún una incógnita. Lanzado el anuncio, el efecto fue inmediato y será de larga duración: un revuelo profundo entre los aliados, desconfianza general entre sus adversarios y no pocos colectivos homosexuales hablando abiertamente de una lamentable estrategia de “pinkwashing”. De los 9 de cada 10 chilenos que no ve con buenos ojos al Presidente, ninguno cambiará su percepción por un anuncio hecho así, aunque el fondo del asunto sea positivo. Si la aguja de las encuestas se moviera favorablemente, será algo fugaz.

El matrimonio homosexual debe ser abordado. De eso no hay dudas. Pero el acto comunicacional con el que el asunto fue puesto sobre la mesa genera un océano de dudas y sólo una certeza: el actual gobierno de Chile desconoce, por enésima vez, el hecho de que no se puede gobernar bien si se comunica mal.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

Un año para defender la libertad

En El Líbero, creemos en la libertad de expresión y en la libertad de prensa, y la defenderemos hoy, mañana y siempre que sea necesario. Somos un medio de comunicación libre e independiente, y trabajamos para llevarte la noticia con la veracidad y responsabilidad que nos caracteriza.

Nuestra independencia como medio de comunicación se la debemos a nuestra comunidad, la Red Líbero, que con sus aportes nos permiten seguir trabajando con el profesionalismo que el periodismo necesita en nuestro país.

Tú también puedes ser parte de nuestra comunidad, tu aporte puede hacer una diferencia. Al ser miembro, también tendrás acceso al 100% de nuestros contenidos de manera inmediata

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

Un año para defender la libertad

En El Líbero, creemos en la libertad de expresión y en la libertad de prensa, y la defenderemos hoy, mañana y siempre que sea necesario. Somos un medio de comunicación libre e independiente, y trabajamos para llevarte la noticia con la veracidad y responsabilidad que nos caracteriza.

Nuestra independencia como medio de comunicación se la debemos a nuestra comunidad, la Red Líbero, que con sus aportes nos permiten seguir trabajando con el profesionalismo que el periodismo necesita en nuestro país.

Tú también puedes ser parte de nuestra comunidad, tu aporte puede hacer una diferencia. Al ser miembro, también tendrás acceso al 100% de nuestros contenidos de manera inmediata

HAZTE MIEMBRO