Inscríbete gratis para recibir este informe directamente en tu correo electrónico.

Selecciona aquí cuales quieres recibir:

Buenas tardes. El nuevo administrador apostólico de Santiago, Celestino Aós, quien asumió en reemplazo del arzobispo Ricardo Ezzati,  remarcó que «la iglesia, lo mismo que la sociedad, ha ido aprendiendo de los casos (de abusos) y hemos ido aprendiendo desde los avances que la misma sicología, la siquiatría y la sociología han ido obteniendo». Consultado sobre si se reunirá con las víctimas de abusos sexuales de la Arquidiócesis de Santiago, Aós respondió que «yo me ocupo y me preocupo de las personas que sufren, porque fueron vulnerados sus derechos en algo que es absolutamente injustificable e intolerable. Ahí no tenemos ninguna justificación ni ningún paño caliente que poner. Los abusos son absolutamente intolerables y yo trataré de acoger y de conversar con las víctimas para ver en qué les podemos ayudar y también para ver en qué nos pueden ayudar ellos a nosotros».

En la oportunidad, Aós también negó «absolutamente» haber encubierto un caso de abuso sexual en Valparaíso en el que fue promotor de justicia en 2012, luego de que dos denunciantes afirmaran que declaró como no verosímiles sus acusaciones. En conversación con Cooperativa Aós afirmó que «si yo fui promotor de justicia, mi papel era el de promotor de justicia. La verdad es tan fundamental como el aire para la convivencia, sólo en la verdad podemos convivir y por eso la sociedad busca la verdad para hacer justicia y existen los tribunales y en un tribunal cada uno tiene su papel». El religioso añadió que «en un tribunal eclesiástico hay distintos papeles. El promotor de justicia en aquel entonces tenía una delimitación bien marcada de funciones, yo las cumplí como mejor creí y el promotor de justicia no es el que tomaba las sentencias». (Radio Cooperativa)